En Del Campillo, la intendenta decidió apelar a la colaboración de la Policía para notificar a los vecinos que deben guardar aislamiento, ya que algunos contactos estrechos de contagiados se resisten a cumplir esta medida.

Ana Zanotto, la mandataria comunal, dijo que es “increíble” lo que está sucediendo en esta segunda ola.

“Tuvimos que pedir colaboración a la Policía para hacer las notificaciones porque es de la única manera que nos respetan un poco más. Nosotros, cuando vamos y notificamos al contagiado y sus contactos estrechos, al rato algún vecino nos llama para decir que están en el kiosco o salen del aislamiento”, se lamentó Zanotto.

“Nos mienten”

Además dijo a Puntal que hay casos de vecinos que tras dar positivos “mienten” y no dan información sobre sus contactos estrechos, lo que genera el riesgo de más contagios.

Y a las pruebas se remitió señalando que Del Campillo contabiliza 12 casos positivos activos y 27 aislados. Zanotto explicó que este último número es muy bajo. “Eso es porque los contagiados no informan sobre sus contactos estrechos, nos mienten. Y otros se niegan a hisoparse. No quieren cumplir con el aislamiento”, sostuvo Ana Zanotto. “El año pasado con ese número de contagios teníamos el doble de aislados”.

Zanotto manifestó su preocupación sobre lo que pueda ocurrir si algún vecino requiere de internación: “Sabemos que a pueblos como el nuestro les va a costar acceder a una cama.Pero no se toma conciencia”.