alaniz | local | elementos

Le desvalijaron la peluquería y ahora no tiene herramientas para seguir

Le robaron una docena de tijeras -que tienen un costo cercano a los 100 mil pesos-, dinero en efectivo, un televisor, una motoguadaña y otros productos del local ubicado en el centro de la ciudad.

Un peluquero denunció que le desvalijaron su local en el centro de la ciudad y que ahora no puede seguir funcionando, ya que se quedó sin las herramientas para trabajar.

Matías Alaniz, de 34 años, relató que durante la noche del jueves ingresaron por la parte trasera del inmueble ubicado en calle Pringles 68 y le sustrajeron distintos elementos para su trabajo, entre los que mencionó una docena de tijeras -que tienen un valor que va de los cinco mil a diez mil pesos cada una-, cuatro planchitas, dos secadores, dos máquinas para cortar pelo, un televisor de 32 pulgadas, una torre de sonido, una motoguadaña y el dinero que tenía guardado para pagar el alquiler del lugar.

Los delincuentes habrían ingresado tras violentar una ventana que da al patio. En el interior de la vieja casona desactivaron el sistema de alarmas con el fin de actuar con tranquilidad.

Alaniz es uno de los impulsores de la campaña de recolección de juguetes para el Día del Niño “Un corte por un juguete”. Con esta iniciativa ayuda a los pequeños de menores recursos. Ahora él necesita la ayuda de sus colegas y de la comunidad para seguir en actividad.

Alaniz, propietario del local “Bei Capelli”, dijo que no pueden seguir trabajando, por lo que ayer retiraron los pocos elementos que le dejaron los delincuentes.

Mensaje

“Hoy nos vemos obligados a cerrar nuestras puertas debido a que nos ingresaron a robar en nuestro domicilio y nos robaron todas nuestras herramientas de trabajo”, alertaron en la cuenta de Facebook del local.

Remarcaron que el viernes 4 de septiembre realizaron una denuncia por amenazas pero nunca recibieron protección.

“Por nuestra situación económica no podemos volver a comprar todo, así no podemos seguir trabajando, me despido de todas con el alma destrozada y gracias a todas y esperamos muy pronto poder volver a encontrarnos”, expresó Alaniz, en la cuenta de Bei Capelli Estilistas.

Los damnificados responsabilizaron a la Policía y a la Justicia sobre el hecho, ya que habían advertido la semana pasada, cuando fueron amenazados, a partir de un procedimiento policial realizado en la misma cuadra de la peluquería.

A partir de la viralización del hecho, peluqueros de la ciudad se comunicaron con Alaniz para prestarle algunos elementos. Lo concreto es que en el lugar no seguirán.