Policiales | Alberto Cobos | sospechoso | robar

Asesinato de Alberto Cobos: uno de los detenidos admitió que salieron a robar

Enzo Luján, quien conducía la moto, declaró ante el fiscal Miralles que no sabía que su compañero estaba armado. En tanto, Maximiliano Flores se abstuvo de declarar. Tras la indagatoria, regresaron a la cárcel

Maximiliano Flores, de 19 años, el principal sospechoso de haber asesinado de cinco disparos a Alberto Cobos en la noche del sábado 20 de mayo en el oeste de la ciudad para robarle su moto, se abstuvo de declarar ante el fiscal Daniel Miralles.

En tanto, el otro acusado, Enzo Luján, admitió que salieron a robar, pero que desconocía que su compañero de andanzas haya estado armado.

Ambos están acusado del delito de homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego.

El joven de 20 años, con el asesoramiento del abogado Osvaldo Narcisi, señaló que “habían salido con Flores a robar”, pero que en ningún momento le dijo que tenía un arma de fuego.

Luján era el que conducía la moto Honda Wave de color roja con la que persiguieron y terminaron rematando al hombre de 65 años en Lorenzo Suárez de Figueroa al 1700, en barrio Lomitas de Oro.

Los delincuentes, tras efectuarle cuatro disparos a Cobos, lo despojaron de una moto Honda Wave de color blanca, que todavía no fue ubicada por los investigadores.

En tanto, Flores, quien es defendido por el asesor letrado Pablo Demaría, negó los hechos y se abstuvo de declarar ante el titular de la Fiscalía de Instrucción de Cuarta Nominación.

Tras la indagatoria que se concretó en la mañana de ayer, los jóvenes imputados fueron trasladados nuevamente a la cárcel de nuestra ciudad.

Al igual que la moto de Cobos, todavía no fue hallada el arma de fuego calibre 22 utilizada para asesinar a Cobos.

La Justicia llegó a los dos sujetos tras una revisión de las cámaras de seguridad, tanto privadas como de centro de monitoreo que funciona en el Ente de Prevención de Ciudadana.

Cobos fue perseguido durante algunas cuadras para sustraerle su moto. Primero le efectuaron dos disparos que dieron en las piernas, otro en la espalda y fue ultimado de un tiro en el tórax, cuando estaba indefenso en el piso.

A partir de ahora, corren los plazos procesales para que el fiscal ratifique las imputaciones de los acusados y confirme la prisión de los mismos.

Durante estas casi tres semanas, se concretaron varios allanamientos en distintos puntos de la ciudad en busca de la moto que pertenecía a Cobos y del arma utilizada para cometer el homicidio.

Desde un primer momento, el fiscal confirmó que Flores -el primer detenido en la causa- fue el autor de los disparos que terminaron con la vida de Cobos.