Opinión | alberto | octubre | noviembre

Grandes hitos 2020, parte IV: octubre-diciembre

Miércoles 14 de octubre.- Fernández llamó a los empresarios a “trabajar juntos para reconstruir el país” y descartó una devaluación y un corralito.- La presencia de Alberto el el Coloquio de Idea nos llena de ilusión sobre el inminente ingreso en un sendero de prosperidad que, cooperación pública y privada mediante, nos conduzca al éxito al que estamos condenados. Al menos, hasta que Cristina recomiende por Twitter una nota que advierta que con empresarios garcas como los argentinos no se puede ir a ningún lado, en cuyo caso nos congratularemos porque en un espacio plural como el Frente de Todos hay lugar para pequeños matices en las tomas de posición sobre temas de importancia secundaria. Igual, el dato clave es el anuncio de Alberto sobre lo que de ninguna manera va a hacer: los argentinos a los que les sobre un pesito ya saben que pueden dejarlo con toda tranquilidad en el banco, donde su valor está plenamente garantizado porque el mismísimo Presidente de la Nación, nada menos, ha comprometido públicamente su palabra en ese sentido. Es más, en un momento estuvo a punto de agregar: “El que depositó dólares recibirá dólares”, pero lo habría omitido para no entrar en un litigio por derechos de autor.

Martes 20 de octubre.- Por miedo al coronavirus, entre un 40 y un 70 por ciento de las mujeres no se hicieron la mamografía anual.- Es que el cáncer de mama, con la deferencia y la urbanidad propia de los tumores malignos, ha sabido apartarse a un costado hasta que pase el reinado del invasivo coronavirus. Como potente comprobación de la eficacia de las políticas de igualdad de género, en la misma página leemos “Los chequeos prostáticos bajaron más de un cincuenta por ciento durante la pandemia”, una analogía que termina de abrir paso a un tercer título que complementa y sintetiza a los precedentes: “Por la pandemia, habrá 20 años de retroceso en materia de planificación familiar”, palabras con que la jerga de las dependencias de la ONU avisa que las chicas se van a embarazar más seguido y más temprano. O sea que la mayor cantidad de muertes por cáncer -o infartos prevenibles, obesidad, violencia familiar, suicidios, etc.- que se sumarán a las gatilladas directamente por el Covid-19 las estaremos compensando con más embarazos adolescentes. ¿No es una suerte que cuando nos cayó encima la pandemia hayamos decidido privilegiar la salud y no la economía?

Jueves 29 de octubre.- “Al presidente Fernández, al gobernador Bordet, al gobernador Kicillof, a los poderes institucionales de la democracia, les pedimos que dejen de ceder ante el poder fáctico”.- Triste pero digna despedida de Juan Grabois al recular en su audaz intento de capturar una emblemática plaza enemiga, aclarando -eso sí- que, si la batalla por el campo de los Etchevehere se perdió, la guerra para avanzar hacia la reforma agraria continúa. Sin prisa y sin pausa, y sin prestar atención a los chuscos que han sugerido que el flamante cuadro revolucionario Dolores, que según ciertas malas lenguas no vendió sus acciones bajo el agobio de un contexto de violencia de género intrafamiliar sino porque con su marido polista querían comprar una casa de un palo y medio de dólares en un country de la zona norte del conurbano bonaerense, no es demasiado creíble como referente de la lucha contra los poderes fácticos y los dueños de la Argentina. En cambio, sí lo es Juan, porque aun si fuera cierto que su mamá tiene un campo más grande que el de los Etchevehere ya ha sido purificado por su amigo el Papa, que lo declaró pobre honorario.

Jueves 5 de noviembre.- Polémica en Entre Ríos por un cuento para niños llamado "El gorila Gorilón".- Un lamentable revés en los constantes esfuerzos de nuestra clase política por cerrar la grieta. Parece que en el Portal Educativo Aprender de la provincia de Entre Ríos publicaron este cuentito para párvulos del jardín de infantes, seguramente en atención a las quejas por el supuesto adoctrinamiento en las escuelas de otros tiempos a través de “El Nestornauta” y otros héroes nacionales y populares. Y, ahora que crean un personaje simpático y querible con el que puedan identificarse los cachorros de primates antropomorfos del otro lado de la grieta, tampoco les gusta y hasta hacen renunciar a la funcionaria responsable de tan bienintencionada iniciativa. Lástima que así quedaron truncos otros emprendimientos literarios con los que se procuraba reforzar el pluralismo y la tolerancia en las mentes de los educandos, como “Patito la Pistolera”, “Lilita, la pastorcita mentirosa” y “Los vicios de Mauricio. Parte I: la pereza”, que seguramente habrían hecho las delicias de los pichoncitos de globoludos en su etapa de formación.

Jueves 12 de noviembre.- Confirman que el Gobierno contrató con España la impresión de 170 millones de billetes de mil pesos.- Rotunda desmentida a las historias de los autotitulados expertos en el mercado cambiario que dicen que la gente va al dólar porque no quiere quedarse con pesos en el bolsillo: por el contrario, la demanda de papeles que llevan esa imagen del laborioso hornerito que a Alberto no lo convence es tal que las máquinas nacionales no dan abasto. La primera opción había sido convocarlo a Boudou para que reactive el plan de inversiones original de Ciccone, pero el tipo sigue insistiendo en que no lo conoce a Vandenbroele y no tiene nada que ver con la firma que recomendaba para quedarse con la imprenta, a ver cuándo dictan la prescripción o el indulto para que podamos reincorporar al proyecto nac & pop a este precioso activo hoy en desuso que es Amado. Después pensamos en ampliar la remesa que ya nos provee Brasil, pero Bolsonaro ha reorientado los recursos de su país hacia la industria bélica para respaldar a su amigo Donald Trump en la inminente guerra civil que librará contra el comunista Joe Biden. Así que nos quedaba España, con la aclaración, eso sí, de que la operación será por derecha, luego de que las negociaciones con El Profesor de La Casa de Papel quedaran truncas porque no aceptó cobrar el servicio mediante bonos del Tesoro con vencimiento en 2036.

Viernes 13 de noviembre.- Viviana Canosa salió a criticar la campaña de vacunación con participación de figuras del espectáculo.- En medio de la polémica entre la militancia nac & pop, que está decidida a aplicarse la Sputnik V como declaración de principios contra el poder sanitario hegemónico de Occidente, y la militancia chic, que en cambio respalda los esfuerzos serios y desinteresados de las siempre solidarias multinacionales farmacéuticas, salió a terciar el movimiento de los que no se dejan absorber por la falsa grieta ni por la tiranía inmunizadora que pretende conculcar nuestro derecho inalienable a respirar por un tubo. Y Viviana ha asumido el liderazgo sin que nadie se lo pidiera: ni falta que hacía. Está claro, para qué te vas a arriesgar a vacunarte, que te dé cáncer, autismo o halitosis, o que quedés como un zombie telecontrolado por Bill Gates, George Soros o Vladimir Putin, si total cuando te agarre el coronavirus te curás enseguida con unos traguitos de dióxido de cloro -lavandina mejor no porque es una ordinariez, fuera Skip o Ariel líquido todavía-, o cualquiera de esos tratamientos probados que te recomiendan vía internet o mensajes de WhatsApp. Bien, Viviana, tu público ya no se engaña y sabe que en lugar de escuchar voces poco serias como las de Echarri, Nancy o Ignacio Copani, le conviene hacerle caso a una voz autorizada como la tuya.

Miércoles 18 de noviembre.- Alberto Fernández mandó al psicólogo a un periodista que le preguntó por la inseguridad.- Es que por mucha buena voluntad que ponga no puede arreglarle los traumas existenciales a cada periodista que no tiene todos los patitos en fila. Si te angustia la perspectiva de que un recién liberado por algún aplicado discípulo de Zaffaroni te meta dos tiros a las dos de la tarde para afanarte el celular; o la de que tu ex tenga tanto respeto a las órdenes de restricción judicial como a la santidad del matrimonio; o de que tu hijo se cruce en la línea de tiro de un policía obsesionado por cumplir el juramento de proteger al ciudadano, mientras más joven más sujeto de protección; si cualquiera de esas cosas te causa angustia, pues andá al diván a tratarte la angustia. Un consejo que bien mirado también podría ser útil si lo que te perturba el ánimo es la inflación, la posibilidad de perder el laburo, el cierre del kiosquito con el que dabas de comer a tu familia y las cartas a través de las cuales Alberto recibe periódicamente el firme e irrestricto apoyo de su vicepresidenta. Nos quedaría el tema de cómo tratar la angustia de no poder juntar la plata para pagarle al psicólogo, a lo mejor si no lo incordiás demasiado con preguntas absurdas Alberto te tira un subsidio con lo que se ahorra con la supresión del IFE.

Viernes 18 de diciembre.- Cristina volvió a mostrarse con Alberto: “Los ministros que tengan miedo que vayan a buscar otro laburo”.- A ver, no sé si Cristina acertó con esta. ¿Qué ministro tiene miedo? No se referirá a los corajudos que acusan al mismo gobierno del que forman parte de tolerar que haya presos políticos, suponemos. O que respaldan tomas de tierras porque tienen chapa para hacer frente a la justicia de los poderosos. Tampoco al audaz canciller que no teme ponerse creativo a la hora de describir la conversación de su jefe con el próximo presidente del mundo, ponele. Pero, de todas formas, la frase de la lideresa demuestra hasta qué punto tenía internalizado cuál era el propósito central del acto de Axel: nada más oportuno en un grupo humano cuyo objetivo es mostrar que permanece sólida e irrevocablemente unido que tratar de cagones a quienes más les valdría salir rajando a algunos de sus integrantes. Del otro objetivo, en tanto, se encargó Alberto: cuando le dijo a Cristina “Hice lo que me mandaste” quedó en claro que la cosa también pasaba por reforzar la autoridad presidencial, aunque por supuesto ni falta que hacía.