Rostros y Rastros Ansenuza | Humedales | Día Mundial

Día Mundial de los Humedales

Cada 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales para conmemorar la firma del Convenio Ramsar que se llevó a cabo ese mismo día de 1971. Este año el lema escogido fue "valorar, gestionar, restaurar, amar"

El Día Mundial de los Humedales se celebra el 2 de febrero de cada año. Fue decretado en el año 1997 y la fecha fue elegida en conmemoración a la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, que se celebró el 2 de febrero de 1971 en Ramsar, Irán. En el marco del Día Mundial de los Humedales el objetivo es concientizar sobre la importancia de su preservación.

Los humedales son extensiones de tierra, que tienen la particularidad de estar inundadas de forma permanente. En todos los humedales el agua es el elemento protagonista y define sus características, puede provenir de las lluvias, el mar, los ríos, o napas subterráneas. En esta categoría están los pantanos, turberas, marismas, arrecifes de coral, manglares, los lagos, los ríos, etc. Son ecosistemas híbridos que pueden ser de agua dulce o salada y los llamados humedales artificiales como por ejemplo los embalses, las salinas o los estanques.

Su importancia es fundamental para la vida en todo el planeta gracias a que son ecosistemas, donde viven un gran número de especies animales y vegetales, que se encargan de regular el ciclo del agua y el clima, creando de esta manera un equilibrio perfecto.

Sin embargo, hoy podemos ver con preocupación cómo los humedales corren el riesgo de desaparecer ya que se están degradando de manera vertiginosa debido a la expansión de la agricultura, la creciente crisis del agua por la falta de lluvias, los incendios, los cambios en los usos del suelo, desarrollos mineros, entre otros factores, han hecho mermar su capacidad para almacenar agua en las épocas de lluvias, lo que conlleva un serio daño a la fauna y flora que generalmente ocupan estos humedales.

Humedales en la República Argentina

Argentina adhirió en 1991 al Convenio de Ramsar, destinado a proteger 1.950 humedales en el mundo con una superficie total de 190 millones de hectáreas. Actualmente tenemos 23 sitios designados como Humedales de Importancia Internacional (Sitios Ramsar), con una superficie de 5.716.578 hectáreas. La gran extensión de nuestro país y su variación latitudinal y altitudinal determinan la existencia de una gran diversidad y riqueza de humedales. Sin embargo, la distribución no es regular en todas las regiones. En el noreste del país hay una gran abundancia de ambientes acuáticos; en cambio, en zonas áridas y semiáridas como la Puna, el agua suele ser una limitante para el desarrollo de la vida y las actividades humanas. Nuestro país posee seis grandes regiones de humedales: Cuenca del Plata, Chaco, Pampa, Patagonia, Puna y Zona Costera Patagónica.

A pesar de saber su importancia y la urgencia de protegerlos, la ley Nacional de Presupuestos Mínimos para la Conservación de Humedales se sigue postergando, ya que se dio a conocer que el proyecto de Ley quedó, una vez más, fuera del listado de temas para tratar en las sesiones extraordinarias del Congreso este febrero de 2022. De esta manera perdió el estado parlamentario y volvió a foja cero.

Córdoba, el humedal más grande de Sudamérica: Mar de Ansenuza

La laguna de Mar chiquita o Mar de Ansenuza, es un sitio único en la provincia de Córdoba y en Argentina. Es el quinto lago salino más grande del mundo, y el más grande de Sudamérica, que cuenta con una biodiversidad enorme tanto en materia de fauna silvestre como en especies vegetales.

En el Mar de Ansenuza se puede encontrar, de acuerdo a la Fundación Aves Argentinas, el 66% de todas las especies de aves migratorias y playeras registradas para la Argentina, se concentra casi el 36% de la avifauna del total del país (380 especies de aves registradas) y el 85% de las 447 especies de aves citadas para la provincia de Córdoba.

En mayo del año pasado, el Ministerio de Ambiente confirmó la creación del nuevo parque nacional y en agosto la Legislatura de Córdoba aprobó la cesión jurisdiccional a favor del Estado nacional. Por esta última norma, la provincia cede a Parques Nacionales la titularidad de dominio y la jurisdicción ambiental de todos los inmuebles de su propiedad que se encuentran dentro del espejo de agua del Mar de Ansenuza, puntualmente en la pedanía Libertad del departamento San Justo y en la Pedanía Mercedes del Departamento Tulumba. Especifica que la superficie aproximada de este polígono alcanza las 185.939 hectáreas, con el objeto de crear y emplazar el “Parque Nacional Ansenuza”.

La zona registra alrededor de 32 mamíferos, 16 anfibios, 37 reptiles, 50 peces y un número no precisado de insectos. Son casi 190 mil hectáreas que gozarán de protección y que se convertirán en un atractivo turístico mucho más importante de lo que ya es.

Es importante indicar que la protección de un Parque Nacional sería una medida trascendente para la región de los bañados del río Dulce y la Laguna de Mar Chiquita. Uno de los sitios naturales con más biodiversidad de esta parte del mundo, con los humedales más extensos del Cono Sur. El Parque Nacional Ansenuza podría ser ley durante este mes de febrero.

La aprobación de la ley ayudará a que su rico y singular ecosistema forme parte de una red de sitios protegidos valorados por nuestra población. Y que se puede transformar en un elemento dinamizador del progreso de todas las localidades de la zona.

Cabe destacar que la laguna de Mar Chiquita o Mar de Ansenuza y los bañados de Río Dulce conforman un humedal de gran tamaño y forman parte de la lista de Sitios Ramsar, donde se agrupan aquellos humedales considerados importantes a nivel internacional dentro del marco de la Convención sobre los Humedales.

Con motivo del Día Mundial de los Humedales, este año el objetivo es fomentar la recuperación, restauración, conservación y la protección de sus cuencas, vertientes y acuíferos.

Bajo el lema #LeydeHumedalesYA en las diferentes redes sociales, la ciudadanía sigue activa y reclamando para que la protección del ambiente en Argentina sea una prioridad.

Por Julieta Varroni