Nacionales | Argentina | obra pública | vivienda

Fernández culpó por la suba del blue a los que "compran dólares para viajar"

También cargó contra los "especuladores" que operan con el contado con liquidación. Reconoció la necesidad de "ajustar algunos números", pero aseguró que no lo hará "a costas de parar la obra pública y la vivienda

El presidente Alberto Fernández apuntó ayer contra los “turistas” que “compran dólares para viajar y hacen subir al blue” y reconoció que el Gobierno debe "ajustar algunos números de las cuentas públicas", aunque aclaró que "eso no se va a hacer a costas de parar la obra pública y la vivienda".

"Sé que son momentos complejos, que tenemos que ajustar algunos números de las cuentas públicas, pero eso no se va a hacer a costas de parar la obra pública y la vivienda, porque los argentinos necesitan caminos y viviendas", sostuvo el mandatario.

Al lanzar el programa Argentina Grande en el Museo del Bicentenario, el jefe de Estado aseguró que la Argentina "no es un lugar donde los turistas compran dólares para viajar y hacen subir al dólar blue, ni tampoco el lugar donde algunos especuladores con el CCL hacen subir el dólar y a todos nos intranquiliza”, sino la que "educa, la que genera empleo y sana".

A su vez, destacó los planes de obra pública que lleva adelante el Gobierno y remarcó que es "inversión que le hace bien a la gente".

"La obra pública va a ser motor de la economía", subrayó Fernández, al tiempo que rememoró que, al asumir, la gestión de Mauricio Macri había dejado un 70 por ciento de obras públicas paralizadas y otras bajo las PPP (Proyecto Públicos-Privados) que fueron desarticuladas para licitar los proyectos.

Al rechazar la idea de que “todos los políticos son iguales”, el Presidente redirigió su mira contra la oposición y volvió a cuestionar sus supuestos vínculos con los especuladores financieros.

"Somos distintos, somos diferentes y queremos ser distintos y diferentes. Hemos llegado hasta aquí para que la Argentina recupere la dignidad, el trabajo, la producción, la educación y la salud pública. Y aunque algunos nos desalienten y quieran tirar abajo el ánimo ciudadano, vamos a seguir mostrando en quién pensamos nosotros y en quiénes piensan los otros", expresó el mandatario en el acto de anuncio del plan Argentina Grande.

Y continuó: "Nosotros no hacemos negocios para los amigos, ellos lo hacen. Nosotros queremos que crezcamos todos, no queremos vivir cómodamente, queremos que todos lo hagan y no queremos dignidad para nosotros, sino para todos y todas. Y esa es la gran diferencia".

Desde el Museo del Bicentenario, los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Raúl Jalil (Catamarca) aplaudieron al jefe de Estado. Vía Zoom también dieron el presente Rodolfo Suárez (Mendoza), Jorge Capitanich (Chaco) y Gustavo Sáenz (Salta).

"A nosotros todos los días nos quieren deprimir, hacen todo lo posible para hacernos sentir que estamos en el peor de los mundos, algunos lo hacen hablando: los mismos que nos causaron la depresión vienen a contarnos lo deprimidos que estamos y otros lo hacen actuando, especulando, poniéndonos al límite", puntualizó el jefe de Estado.

En la misma línea, rechazó la frase que sostiene que "todos los políticos son iguales" y profundizó la diferenciación entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio: "Algunos creemos en una sociedad justa, igualitaria y soberana y otros creen que en una sociedad claudicante, que solo tiene amparos para una parte de la Argentina y deja a la intemperie a la otra mitad y nosotros no estamos entre estos últimos", argumentó.

"En tiempo en los que algunos nos hacen creer que somos lo mismo, quiero decirle, no somos lo mismo, somos distintos. Y gracias a Dios que lo somos. Queremos ser distintos, queremos sembrar solidaridad, producción, trabajo y una Argentina desarrollada e inserta en el mundo con la dignidad de ser un país soberano, y por eso estamos haciendo esto, la patria grande, porque todos merecen una mejor vida", recalcó.

Tras la intervención de los gobernadores presentes, el mandatario insistió en la idea de trabajar en la integración de la Argentina para que "no haya una central y una periférica" y señaló que el presupuesto ejecutado en 2021 en materia de obras públicas fue un 278% superior a 2019.

"Es lo que pasa cuando uno prioriza el desarrollo y lo que pasa cuando alguien prioriza otras cosas", aclaró.

Por último, Fernández planteó: "Quienes nos critican, los que decían qué tristeza caer en la universidad pública o los que nos decían para qué abren más universidades, si los hijos de los pobres no van a poder estudiar".