Río Cuarto | autopartes | Industria | freno

El autopartismo cordobés, en alerta roja por el fuerte freno en la actividad

Las empresas advirtieron sobre la parálisis productiva fruto de la "falta de insumos, con vínculos de proveedores cortados, stocks agotados y un impacto de la deuda al exterior incalculable a esta altura", afirmaron

A pesar del cambio de gobierno, la situación de las autopartistas de Córdoba, lejos de mejorar, siguió profundizándose. Al punto de que en las últimas horas decidieron declararse en “alerta roja”, intentando llamar la atención de las autoridades para que tomen cartas en el asunto y se evite así un colapso de uno de los motores que tiene la industria provincial.

Mediante un comunicado, los miembros de la Comisión Directiva de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba -CIMCC- advirtieron que “la problemática que asfixia desde mucho tiempo atrás al autopartismo de la provincia sigue vigente y necesita ser atendida con inminencia”.

En un párrafo conciliador, los empresarios admitieron que “es comprensible que las autoridades que deben tomar medidas al respecto quizás saquen del foco de sus preocupaciones el freno de la actividad industrial del sector ante la discusión y análisis de la trascendente y fundamental definición que se juega en el Congreso de la Nación, en el marco de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de la Argentina. Es más, hemos participado y aportado propuestas alternativas para mejorar la letra que se escribe en estos días, siempre apostando por un país productivo y señero de la actividad industrial”, indicaron.

Sin embargo, los representantes metalúrgicos indicaron: “Evaluamos de vital importancia recordarles a las autoridades nacionales responsables de todas y cada una de las instancias necesarias para la provisión de nuestros insumos y el funcionamiento de la industria que se están iniciando procedimientos preventivos de crisis y negociaciones con los gremios en pymes y empresas autopartistas cordobesas, otrora modelos que enorgullecieron el perfil industrial de Córdoba y del país”, indicaron en el comunicado.

Y agregaron: “Hoy reiteramos nuestra profunda preocupación por el freno productivo ante la falta de insumos, con vínculos de proveedores cortados, stocks agotados y un impacto de la deuda al exterior incalculable a esta altura”.

Nissan se encuentra paralizada desde hace 2 semanas y Renault está al 50%.

“Es pertinente aclarar -dijeron los empresarios- que el anuncio de las medidas para normalizar el flujo de importaciones es bienvenido pero evidentemente el nivel de gravedad al que se llegó exige inmediatez y mayor amplitud en su cobertura”.

La situación en Córdoba se presenta con Nissan (Pick up Frontier y Alaskan) paralizada desde hace dos semanas, a lo que se suma el período que frenó por vacaciones del personal y sin definición aún de fecha para comenzar a producir. Renault, por su parte, comenzó la actividad pero con una caída del 50%, al igual que Iveco. Fiat, en tanto, está produciendo normalmente pero con un horizonte poco claro, hasta el momento.