Nacionales | Báez Sosa | Juicio | rugbiers

Ciro Pertossi declara en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

"Cuando me doy cuenta que el chico está en el piso me freno antes", dijo Ciro Pertossi, uno de los ocho rugbiers

Ciro Pertossi, uno de los ocho rugbiers sometidos a juicio en los Tribunales de Dolores como acusados del crimen de Fernando Báez Sosa, pidió esta mañana declarar para aclarar algo sobre un video en el que se lo ve de frente durante el ataque cometido en la puerta del boliche "Le Brique" de Villa Gesell.

"Este chico soy yo y quisiera aclarar que esa patada no la doy y que cuando me doy cuenta que el chico está en el piso me freno antes", dijo Pertossi al pararse en la sala de audiencias y con un puntero señalar su imagen en la pantalla donde se reproducía el video.

"Nos mintió en la cara", "no fue una pelea, sino un brutal asesinato", dijo Burlando sobre Thomsen

Fernando Burlando, abogado de los padres de Fernando Báez Sosa, aseguró hoy que Máximo Thomsen les "mintió en la cara" al declarar ayer ante el tribunal que lo juzga junto a otros siete rugbiers por el crimen del joven estudiante de abogacía y reiteró que lo ocurrido en la puerta del boliche "Le Brique" de Villa Gesell "no fue una pelea, sino un brutal asesinato".

En declaraciones a la prensa antes del inicio de una nueva jornada del debate que se lleva adelante en los Tribunales de Dolores, el letrado consideró que el rugbier declaró "de una manera poco preparada" al ver llorar instantes antes a su mamá.

"A Fernando se lo quisieron llevar de trofeo, le quisieron arrancar la cabeza. Es una pena que no haya sido inteligente para declarar", agregó.

Sobre los jóvenes que eran amigos de los imputados y ayer declararon como testigos en el juicio -Juan Pedro Guarino y Tomás Colazo-, Burlando dijo: "Ayer los testigos dijeron que se abrazaron a la causa de Fernando, eran amigos de los acusados, pero tenían la oportunidad de decir verdades porque eran testigos privilegiados".

"Eran testigos que salieron con los acusados, me dio pena porque tuvieron una oportunidad de decir la verdad y si tenían algún tipo de congoja y querían ofrecer las condolencias a la familia tenían la oportunidad decir lo que hicieron los acusados. Fue una verdad a medias", concluyó.