Policiales | barrio | homicidios | Río Cuarto

Con ocho homicidios, el 2021 tuvo el promedio más bajo de los últimos 4 años en Río Cuarto

Seis hechos se registraron en la ciudad y dos en la región. En el 2020 se contabilizaron once asesinatos en el departamento. El 2019 fue el período de mayor violencia, con 17 crímenes. En 45 días se habían cometido ocho muertes

El 2021 cerró con ocho homicidios, el más bajo de los últimos cuatro años en el departamento Río Cuarto. Las estadísticas marcan que los hechos violentos se cometieron en la ciudad, Berrotarán y Vicuña Mackenna.

Barrio Alberdi de Río Cuarto fue el epicentro de tres crímenes durante el año que acaba de finalizar, mientras que los otros asesinatos tuvieron lugar en la zona de corsódromo, barrio Bimaco y a dos cuadras de la Terminal de Ómnibus.

La pandemia y las restricciones de circulación en gran parte del 2020 no fueron freno para que registraran situaciones de violencia extrema ese año. Durante dicho período se registraron 11 hechos de violencia extrema, 9 en la ciudad y dos en la zona, donde se destacó el crimen del sacerdote Jorge Vaudagna en Vicuña Mackenna, que todavía está impune.

En Río Cuarto se recuerda la muerte de una niña de tres años que murió quemada cuando su padre mantuvo un altercado con su esposa e incendió la casa en pasaje Santo Domingo al 65.

Uno de los años que quedará marcado en la historia policial por la seguidilla de muertes fue el 2019. En apenas un mes y medio, la ciudad contabilizó ocho crímenes.

El homicidio de Claudio Torres fue el más resonante. El zar de la droga fue acribillado el 16 de enero frente a su casa de calle Laprida al 1150, lo que derivó en la investigación del narcoescándalo.

La Fiscalía de Instrucción de Tercera Nominación lleva adelante la investigación para dar con los autores del hecho.

Durante 2019, en el ámbito de la Unidad Departamental Río Cuarto se investigaron 17 homicidios.

En tanto, en 2018 se cronicaron 12 homicidios dolosos, de los cuales diez fueron en Río Cuarto.

En la segunda mitad

El primer hecho de sangre de 2021 fue de justicia por mano propia. Se registró en el interior de un comercio de barrio Alberdi cuando dos delincuentes ingresaron al lugar con fines de robo. El dueño del local ubicado en Luis Pasteur al 500 reaccionó.

El delincuente de 30 años había irrumpido en el negocio de reparación de teléfonos celulares y el comerciante (vivía en el lugar) se trenzó en lucha y le efectuó al menos dos disparos. Cayó muerto a unas cuadras del lugar. Su cómplice fue detenido.

El autor del crimen fue sobreseído por el fiscal Fernando Moine.

Entre los seis homicidios registrados en la ciudad se encuentra el femicidio de Lara Gigena, en Edison al 500. Entre los seis homicidios registrados en la ciudad se encuentra el femicidio de Lara Gigena, en Edison al 500.

El 3 de septiembre, Oscar Antonio Domínguez, de 63 años, fue encontrado gravemente herido y maniatado en su domicilio de calle Estrada al 2200, en barrio Bimaco. Falleció el 26 de septiembre. Es el único hecho que no fue esclarecido del año pasado.

El 19 de septiembre en calle Güemes 1350 de barrio Alberdi, Lucas Ismael Rodríguez recibió cuatro disparos en una clandestina. El balazo fatal fue al mentón. Hay dos imputados por su muerte.

En la mañana del sábado 6 de noviembre se registró el femicidio de Lara Gigena, de 21 años, quien recibió un disparo por parte de su pareja, de 23 años, en calle Edison al 500. El agresor fue detenido a las horas del crimen.

En tanto, en la mañana del 10 de noviembre fue encontrado sin vida en su domicilio de Río Grande al 600, en barrio San José de Calasanz, Luis Eduardo Díaz, de 71 años. Fueron detenidos cuando escapan en la Terminal de Ómnibus de Córdoba una joven de 21 años y muchacho de 18 años.

El último crimen del año pasado en la ciudad tuvo lugar en pasaje Baez al 1400 de barrio Alberdi. Agustín Alexis Oviedo, de 18 años, fue apuñalado cuando mantuvo un altercado en una fiesta clandestina, a metros de su casa. La víctima estaba prófuga por un violento hecho registrado en el IPV Alberdi. Por el asesinato fue detenido un joven de 16 años.

En la zona

El año pasado se contabilizaron dos asesinatos en la zona.

En la madrugada del 13 de febrero, en la plaza central de Berrotarán fue asesinado Santiago Daniel Mansicidor, oficial ayudante de la policía de Córdoba, quien estaba de civil cuando fue atacado por una patota de jóvenes, quienes le efectuaron dos disparos con su arma reglamentaria. En un juicio serán juzgados cinco jóvenes.

El 23 de junio se registró una fuerte discusión con intercambio de golpes entre un hombre de 73 años y su inquilino de 65 en una vivienda de calle Colón 1600 de Vicuña Mackenna. El propietario del inmueble falleció en el lugar. Su agresor fue detenido, aunque luego recuperó la libertad, al cambiar la imputación.