Policiales | bebé | juicio | investigación

Giro en la causa por el síndrome del bebé sacudido: piden ampliar la investigación

El juez de Control rechazó la elevación a juicio de Gonzalo Gambero por la muerte de su hijo de tres meses. El hecho fue en agosto de 2017.

El caso del síndrome del bebé sacudido tomó un nuevo giro ante la decisión del Juzgado de Control y Faltas de rechazar la elevación a juicio de la causa por la muerte de una criatura de tres meses y medio, que tiene como acusado a su padre.

El juez subrogante por feria Mariano Correa rechazó la elevación a juicio de la causa por falta de pruebas y pidió profundizar la investigación y que alcance a la madre y a la niñera.

La causa tiene como imputado a Gonzalo Salvador Gambero, de 35 años, por el delito de homicidio calificado y lesiones graves calificadas reiteradas en perjuicio de su hijo.

La criatura falleció el 25 de agosto de 2017, tres días después de haber sido hospitalizada por su padre, cuando advirtió que el bebé se había descompensado.

Gambero estuvo detenido durante 50 días, pero recuperó la libertad por una resolución de la Cámara Segunda del Crimen.

Los médicos que atendieron al bebé sospecharon que el pequeño podría haber sido víctima de un caso de “shaking baby” o síndrome del niño sacudido, como se conoce en nuestra lengua la afección que destruye las células cerebrales del niño e impide que el cerebro reciba suficiente oxígeno.

Las sospechas se centraron en el padre cuando llegaron a los Tribunales locales las pericias médicas de Córdoba. Se trata de los estudios que fueron pedidos por el fiscal Javier Di Santo para determinar el tipo de lesiones y el momento en que pudieron haber sido provocadas. Después de leer las conclusiones de esas pericias, el fiscal decidió dictar la prisión preventiva.

Tras profundizar la investigación, en noviembre del año pasado, Di Santo decidió elevar la causa a juicio, que fue apelada por la abogada de Gambero, Rosa Sabena.

Desde la familia de Gambero destacaron la decisión del Juzgado de Control y Faltas de profundizar la investigación y que también se incluya a la madre y a la niñera.

En diálogo con Canal 13, Alicia Cerquetti -madre de Gambero- afirmó: “Pedimos justicia, mi hijo hoy no está en la ciudad porque nosotros hemos sido totalmente perseguidos de todas maneras, a través de allanamientos, porque decían que teníamos información de Pedro en la computadora”.

En su cuenta de Facebook, Lucrecia Piñeiro, la mamá del bebé fallecido, publicó que “más allá de todas las trabas, apelaciones, cambios de abogados y demás cuestiones que intentaron hacer el imputado y sus allegados para evitar que el caso de mi bebé de 4 meses llegue a juicio, lo voy a lograr, voy y vamos a tener justicia terrenal por Pedro, porque lo que no es de Dios se paga”.

“A mi bebé lo asesinaron y esta más que probado por una junta de prestigiosos médicos y otras personas de bien que declararon. La verdad no se puede tapar... pronto llegará la justicia y un poco más de paz para mi corazón de mamá”.