Deportes | beraldi | Estudiantes | Antonio Candini

Beraldi manejó los hilos y fue la gran figura en la goleada del León

Jugó, hizo jugar y marcó un gol

Independientemente de las virtudes como equipo que tuvo Estudiantes para edificar la victoria que lo depositó en la final por el ascenso a la Liga Profesional, Víctor Beraldi fue la gran figura que tuvo el encuentro disputado en el estadio Antonio Candini.

El “Negro” la descosió, la dejó chiquita como se suele decir en el ambiente futbolero. Durante todo el partido fue el que mejor entendió el juego y manejó los hilos del equipo.

Jugó e hizo jugar, paró la pelota e hizo la pausa cuando era necesaria y además supo cuando había que meter le pelota larga, haciendo gala una vez más de su exquisita pegada.

Estuvo claro y preciso en sus pases. En el primer tiempo, fue por lejos lo mejor del equipo. En el complemento, siempre fue el conductor y se vio potenciado por el crecimiento individual y coletivo de su equipo.

Participó en la apertura del marcador al mandar un preciso tiro de esquina desde la izquierda que terminó con el cabezazo goleador de Gonzalo Maffini.

El segundo tuvo su firma mediante un tiro penal, poniendo la pelota del medio del arco lejos del arquero que se había jugado a su izquierda.

El Negro ya venía insinuando su nivel en otros partidos y ayer no hizo más que confirmar que está en un gran momento, al igual que el equipo.