Regionales | Berrotarán | Justicia | santiago

Todas las voces de Berrotarán y un único clamor: "Justicia por Santiago"

Alrededor de 500 vecinos acompañaron en esta movililización a los familiares del policía asesinado. Estuvieron el intendente y referentes de distintos cleros. Los presentes reclamaron seguridad y presencia de agentes

Alrededor de 500 personas participaron ayer de la marcha realizada en Berrotarán pidiendo justicia por la muerte del oficial de policía Santiago Mancisidor.

Con un gran cartel portado por familiares del joven asesinado, los presentes acompañaron aplaudiendo y manifestando su dolor ante este hecho acontecido. Pidieron que vuelva la paz a la comunidad y reclamaron más acciones.

La caravana se puso en marcha minutos antes de las 17 y dio la vuelta a la plaza principal, a metros del escenario de los hechos.

El trágico suceso tuvo lugar en la madrugada del pasado domingo 7 y desde entonces se advierte en la sociedad una sensación de intranquilidad, de un brusco cambio de estados porque, al decir de los vecinos mayores, "la localidad ya no es la misma de antes".

En esta caminata integrada por hombres y mujeres, jóvenes y mayores, se reiteró el pedido de justicia y que los culpables paguen por lo que ha ocurrido.

De la marcha participaron familiares de Santiago, amigos, el intendente municipal Fredi Decarlini, referentes de distintas instituciones y de diversos cleros. Todos tuvieron su momento para emitir un mensaje, coincidiendo en la necesidad de que la Justicia actúe y esclarezca este doloroso hecho.

El intendente Fredi Decarlini expresó sus condolencias a los padres del policía fallecido para luego referirse a la manifestación que se estaba dando en Berrotarán.

Decarlini asumió el compromiso sobre todo lo que tenga que ver y pueda hacer el Estado municipal: “Nos vamos a hacer cargo, acompañando a Daniel y a Dolly (padres) y a los hermanos de Santiago, de proclamar Justicia, que para nosotros debería ser inmediata”.

El mandatario consideró que hay algunas “inconsistencias con las leyes”. “Creo que hay que rever algunas decisiones que se han tomado a nivel provincial hace un par de años modificando el Código de Convivencia Urbana, que permite que estos delitos salgan ilesos”.

Admitió además que en la localidad hay pocos efectivos policiales. En total, mencionó “12 o 13 y por guardia, 2 o 3”. En este punto dijo que hoy elevará una nota al jefe de la Departamental Sur de Río Cuarto para solicitarle más agentes y un segundo pedido al jefe de la Policía de la Provincia.

Una de las hermanas de Santiago también reclamó justicia y seguridad para la comunidad. “Queremos y necesitamos volver a casa vivos”, remarcó.

Luego hizo un duro relato de la fatídica noche cuando llegó la noticia del crimen a la casa de Santiago. Para agregar: “Hay un corazón que se detuvo, pero se levantan hoy los nuestros latiendo con fuerza para pedir seguridad y justicia”.

“Esto se tiene que terminar”

Un vecino de la localidad fue la voz de todos los presentes. En sus palabras, Daniel expuso el dolor y la indignación que siente la comunidad. “Un policía muerto por falta de policías en la calle”, sentenció.

En medio de su mensaje se dirigió al intendente Decarlini para reclamarle que “vaya con los concejales a Córdoba y pida más policías”.

“Esto se tiene que terminar, vecinos de Berrotarán. Hay que pedir más presencia de policías en la calle. Poquitos meses antes a un chico lo dejaron casi sin vida. Y la policía, ausente; ahora este hecho y la policía, ausente. Muchos tienen miedo de hablar, yo no. Esto se tiene que acabar”.

También estuvieron presentes los referentes de distintos cleros, que emitieron un mensaje.

El padre Ignacio Amaya, vicario de la parroquia del pueblo, expresó un mensaje conciliador.

“Hoy, una vez más, todos estamos atravesados por un dolor. Estamos dolidos por la muerte de Santiago, pero también dolidos de ver las cosas que pueden pasar en nuestro pueblo. Se percibe en el ambiente que hay enojo, caos y división. No neguemos lo que sentimos, lo que nos pasa. Ante estos dolores y enojos, que toman diferentes formas, proponemos un camino que se sintetiza en estas tres palabras: consuelo, reconciliación, paz”.

Por su parte, el pastor Ezequiel Manchado dijo: “Estamos reunidos ante una injusticia reclamando justicia”. Además, sostuvo que con Santiago se murieron sueños y anhelos. Instó a los presentes a reflexionar como sociedad sobre lo que está pasando: “Por qué hay tanta inseguridad y violencia”.

Lentamente, los presentes se fueron desconcentrando, acompañando a la familia del joven asesinado.