Río Cuarto | Betorz | PRO | Abrile

Chasqui: la mejor recopilación, con lo más picante de la semana

La cara de Pato lo dice todo. ¿Abrile le prestó los publicistas?

La cara de Pato lo dice todo

Manuel Betorz es de esos raros casos de la política que surgen de tanto en tanto y son difíciles de explicar.

Son esos dirigentes que se presentan como nuevas alternativas a la “vieja política” y en verdad terminan siendo los usuarios de las “malas mañas de la política” para saltar de cargo en cargo sin involucrarse con nada, más allá de apoyar al referente de turno que tiene posibilidades de llegar.

Betorz comenzó a hacer política en el incipiente PRO de Río Cuarto a meses de la campaña de Macri presidente y siempre se definió como un hombre de Emilio Monzó y Nicolás Massot, dirigentes que en ese momento eran quienes comandaban las estructuras del partido.

A medida que ambos fueron perdiendo espacio a nivel nacional, Betorz comenzó a presentarse como el referente del PRO riocuartense y desde ese lado, resignado a perder un lugar en la lista de concejales de Gabriel Abrile terminó negociando un lugar en el Tribunal de Cuentas, cargo que hoy tiene.

Hoy Monzó y Massot se encuentran en el armado para luchar en las elecciones de Tigre y de la Provincia de Buenos Aires, pero se encontraron con la negativa del resto de los dirigentes del PRO, quienes les avisaron que se busquen partido porque ya no formaban parte del movimiento amarillo.

¿Qué hizo Betorz ante este escenario?: lejos de seguir a su “padrino” político, Massot, buscó a quien es el dirigente del PRO que más rebote mediático tiene y armó una importante reunión (sic) en la vereda de un café porteño con Patricia Bullrich, justamente el principal escollo para que Massot pueda desarrollar su campaña en el PRO.

Queda claro que Betorz ya tomó partido por uno.

En esa reunión, según las redes del propio Betorz, “nos juntamos a conversar sobre la situación del país y el momento crítico que atravesamos. También hablamos sobre el futuro de Córdoba y de Río Cuarto, y la gran fortaleza de JXC en este año tan importante. Vamos a trabajar firme para que vuelva a tener FUTURO”.

Dicen los allegados que Betorz quedó exultante por ese posteo, ya que los bots del PRO en las redes hicieron que rápidamente le llovieran los likes.

“Manu quiere ser la voz del PRO y de Patricia en Río Cuarto”, dijeron desde el entorno del tribuno de Cuentas, a lo que rápidamente un radical (aún dolido por el lugar que ocupó Betorz en la lista donde desplazó a una correligionaria) contestó: “Betorz va tirando manotazos de ahogado. Por gente como él la alianza que formamos más que Juntos por el Cambio debería llamarse Juntos por el Cargo”.

¿Abrile le prestó los publicistas?

Sabido era que la idea del Municipio de convocar a la oposición era para poder trabajar juntos en este difícil momento para sacar adelante a la ciudad.

flyer 1.jpg

De estas reuniones no solamente habría salido la brillante idea de poner a transitar un tren por la ciudad, sino que además Gabriel Abrile le habría hecho a Juan Manuel Llamosas un aporte fundamental para sus actos de gobierno: le prestó los publicistas que le habían llevado adelante la campaña.

flyer 2.jpg

Si bien el Chasqui no lo tiene confirmado oficialmente, no quedan dudas de que los autores de los flyers que el Municipio pagó para que salieran en redes, no pueden haber salido de una cabeza diferente de la que craneó los avisos de Abrile con las mujeres que posaban para la venta de un detergente vaginal.

Vamos muchachos, un poco más de esfuerzo.