Tranquera Abierta | Biocombustibles | UNRC | bioetanol

Etanol: desde la UNRC creen que hubiese sido mejor extender la vieja ley

Lo hizo en una comunicación de la Comisión que a comienzos de año se formó para analizar la industria y la conveniencia o no de alentarla en la provincia. Aclaró además, una mirada positiva sobre el sector

Un mes después de que el informe final de la Comisión Ad Hoc que conformara el Consejo Superior de la UNRC para analizar la situación de los biocombustibles en Córdoba presentara su trabajo en el seno de ese cuerpo, los responsables del estudio dieron a conocer una serie de conclusiones que difieren en gran medida con lo que la misma Universidad había difundido en su momento.

Lo cierto es que los integrantes de esa comisión aclararon que se elaboró “el informe desde una perspectiva de establecer acuerdos basados en el conocimiento propio de cada integrante de la Comisión sobre la temática, más el aporte de numerosas opiniones y publicaciones nacionales e internacionales. Los fundamentos y aportes no se centraron en conformar un informe de opinión, sino abordar y aportar desde una visión informativa la mayor parte de las aristas que se desprenden de este tipo de energía renovable”.

Allí, los miembros de la Comisión destacaron que:

- La producción de biocombustibles en Argentina implica un agregado de valor que contribuye al desarrollo económico territorial, generando fuentes de trabajo genuino e inversiones en distintas localidades distribuidas alrededor del núcleo de producción agrícola, confiriéndole un carácter federal a este desarrollo.

- Contribuye al ahorro de divisas al permitir sustituir importaciones de combustibles, además de generar divisas, ya que la mitad de la producción de biodiesel argentino se exporta.

- A su vez, el bioetanol a base de maíz genera un subproducto de gran valor en la nutrición animal como lo es la burlanda, que es utilizada en la producción ganadera, por lo que fortalece también esta cadena de valor. Sin desconocer el debate alrededor de las producciones animales intensivas.

- Al comparar el escenario económico internacional en el año 2006 y actualmente (precios de commodities y precios de petróleo) se observan similitudes en los valores respectivos.

- Existen suficientes elementos para visualizar que el alza de los precios de los granos no incide sobre el precio del combustible en el surtidor, básicamente porque al estar fijado por el Estado no tiene relación con el mercado de granos.

- Disminuir el corte en los combustibles dejaría a las empresas abocadas al mercado interno en una situación de extrema vulnerabilidad, al tener costos variables con precios y cantidades de venta fijados por el Estado. Recientemente se han evidenciado disminuciones de la rentabilidad por el aumento del precio de los granos y el retraso en el ajuste del precio de venta. Vulnerabilidad que se ve reflejada en la paralización que han sufrido los proyectos de inversión de las empresas en el último año.

- Cabe aclarar que la nueva ley incluye la posibilidad, librada al arbitrio de la autoridad de aplicación, de reducir hasta un 3% el corte con bioetanol de maíz, que es el biocombustible que se produce principalmente en la Provincia de Córdoba, por lo que la vulnerabilidad se acentúa para las empresas cordobesas.

- Aun cuando las metodologías de medición de la reducción de emisiones deben ser discutidas, la producción de biocombustibles que actualmente se realiza en Argentina reduce la emisión de gases de efecto invernadero si la comparamos con los combustibles hidrocarburíferos.

- En Argentina, la producción de biocombustibles líquidos utiliza aproximadamente el 4% de la producción total de granos, por lo que no implica competencia con la producción de alimentos ni presión directa sobre la frontera agrícola, pero dada la experiencia internacional las leyes que regulan esta producción deberían considerar estos aspectos.

Recursos naturales

Por último, la comisión coincide en alertar que aun cuando los biocombustibles constituyen una muy pequeña proporción del destino de los granos argentinos, existe una situación alarmante de deterioro de los recursos naturales vinculados a la producción agrícola. Estos procesos de deterioro se evidencian principalmente en: incremento de la erosión, fenómenos de inundaciones y disminución de la fertilidad de los suelos, fundados en la falta de rotaciones adecuadas de cultivos, abandono de descansos, escasa praderización, inadecuado manejo de plagas, malezas y enfermedades, entre otros.

Por todas estas consideraciones se plantea que, si bien la discusión del marco legal de los biocombustibles era necesaria, lo más conveniente hubiera sido la prórroga de la ley anterior para analizar y trabajar todos los aspectos con todos los actores involucrados de manera consensuada.