Tranquera Abierta | bioetanol | energía | Patrick Adam

El etanol de maíz ya tiene su sendero de precios hasta mayo: llegará a $51,13

Ayer se publicó finalmente la resolución que estableció la recomposición de los valores tras un año de precios congelados. Hasta diciembre, las petroleras les pagaban $ 32,789

Finalmente y luego de arduas negociaciones que incluyeron el apartamiento de las empresas de las presentaciones judiciales realizadas sobre el cierre del año pasado para garantizarse un mejor precio para su producción, la Secretaría de Energía y las etanoleras a base de maíz lograron un acuerdo que fue publicado ayer en el Boletín Oficial. Así se sumaron a lo que ya habían logrado las plantas de biodiésel y de etanol a base de caña de azúcar.

Para eso el secretario de Energía, Darío Martínez, firmó la resolución que determina un sendero de recomposición de precios para el bioetanol de maíz cuyo corte es obligatorio en un 12% para las naftas.

Así lo dispuso mediante la firma de la Resolución 11 de la Secretaría de Energía, que se publicó ayer, con lo cual se complementa la recomposición de precios de los biocombustibles que son regulados por el Estado desde la sanción en 2006 de la Ley 26.093 de promoción.

En ese marco, las cámaras se comprometieron a suspender toda medida judicial en curso, iniciada en 2020 como parte del reclamo del sector por una actualización de precios en base a la fórmula de ajuste dispuesta por la normativa vigente.

Luego de un proceso de diálogo con los productores, la Secretaría determinó un sendero de recomposición de 5 meses, similar al que correspondió al bioetanol a base de caña de azúcar, con idénticos valores.

De esta forma, se completa un camino de readecuación de valores de la producción de biocombustibles que inicia en enero y se desarrollará hasta mayo de este año.

La resolución dispone el nuevo sendero de precios a partir del valor vigente hasta el mes pasado de $ 32,789 el litro de bioetanol de maíz que regía desde el 15 de octubre de 2020 cuando el Gobierno decidió una actualización del 10% tras poco más de 10 meses de congelamiento.

De esta forma, a partir de enero, el nuevo precio pasa a ser de $ 43,60; para febrero de $47,80; para marzo de $ 48,70; para abril de $ 49,60 y para mayo $ 51,132, lo que completa un ajuste del 55,9%.

También se determinó que los pagos de las petroleras a las productoras de biocombustibles no podrán exceder, en ningún caso, los 30 días corridos a contar desde la fecha de la factura correspondiente.

Tras la firma de la resolución, el secretario de Energía expresó que “con los productores trabajando, se puede hacer madurar el camino del diálogo ya transitado, y, con todos los actores involucrados, analizar los caminos más convenientes para el devenir del sector”.

La continuidad de las medidas con el sector se deberán dar “en el marco de los parámetros de la política económica que lidera el ministro Guzmán, y de los objetivos de Desarrollo Nacional establecido por el presidente Alberto Fernández”, agregó el secretario Martínez.

Por otro lado se aclaró que este incremento de precios para el producto a base de maíz no deberá tener impacto alguno en los combustibles, en particular en la nafta que se corta en un 12%, ya que las petroleras ya concretaron esta semana el traslado a los surtidores con un aumento del 2,9%.

En tanto la flamante resolución explica que las entidades que nuclean a las empresas elaboradoras de bioetanol a base de maíz acompañaron la propuesta que permite recomponer los precios y que contempla, además, el contexto crítico con el compromiso de suspender los efectos y plazos de las acciones judiciales que pudieran haberse interpuesto.

El lunes, a través de las resoluciones 1/2021 y 2/2021, Martínez fijó nuevos precios de adquisición del bioetanol a base de caña y del biodiesel, y para este último producto se estableció la reducción en los porcentajes de corte obligatorio de gasoil, con un incremento escalonado hasta volver a alcanzar el 10% en abril que se perdió debido a que las plantas permanecieron paralizadas casi todo el año pasado.

De esta forma, para enero el corte quedó establecido en el 5%; en febrero 6,7% y en marzo 8,4%, con lo cual a partir de abril retornará el porcentaje de corte del 10% de mezcla establecido por las normas sustituidas transitoriamente.

Ahora esperan por la prórroga de la ley de promoción que está en Diputados

El director ejecutivo de la Cámara de Bioetanol de Maíz (Biomaíz), Patrick Adam, consideró que el acuerdo de precios alcanzado con el Gobierno nacional para los biocombustibles “es un paso muy positivo que permite volver a poner en marcha las plantas paradas”.

“Esta recomposición de precios es una muy buena noticia que nos permite volver a poner en marcha todas las plantas paradas o semiparadas, y nos da un espacio para fijar un marco regulatorio sostenible y beneficioso para todos”, afirmó Adam tras darse a conocer la actualización de precios.

Para el directivo de las productoras de bioetanol a base de maíz “se abren ahora cinco meses de recuperación de valores que estuvieron congelados arbitrariamente durante más de un año, y mientras tanto discutir la restitución de la fórmula de precios” que había sido suspendida en 2019.

Adam explicó que el incremento acordado en un sendero de cinco meses y que en mayo alcanzará al 56% respecto al valor vigente hasta diciembre “permite enfrentar de mejor manera el incremento de costos de producción de 90% registrado durante 2020, dentro de los cuales se deben considerar el valor internacional del maíz y la apreciación del dólar”.

“El sector viene de una situación muy crítica, pero si bien hablar de un aumento punta a punta del 56% parece enorme, en realidad es justo lo necesario para mantenerse con la cabeza fuera”, aseguró Adam al afirmar que “hasta ahora la industria funcionaba a un 30% de su capacidad y con suspensión de personal".

En cuanto al restablecimiento de la fórmula de precios, el director de Biomaíz explicó que “contempla todos los factores de producción para mantener un precio razonable, y es la discusión que ahora se podrá encarar con la Secretaría de Energía tras este primer paso muy positivo”.

Adam también destacó la necesidad de avanzar con la prórroga de la promoción de la industria tras quince años de vigencia, que cuenta con media sanción del Senado y que “es una garantía para la industria de contar con un marco jurídico para la continuidad de la producción y de las inversiones”.

“Pero el objetivo fundamental -aseguró- es una nueva ley que modernice el marco regulatorio y permita crecer en volúmenes con mayores inversiones y empleos en un marco de previsibilidad de largo plazo". En ese sentido, la Cámara de Diputados de la Nación se comprometió a tratar la prórroga de la normativa el próximo 19 de enero.