Deportes | Boca | estudiantes | Lanus

Estudiantes piensa ahora en la Liga y Andújar se retira tras la final de Copa Argentina

Mañana se pone en marcha la última fecha del segundo campeonato del año que definirá los cuatro finalistas del certámen, los equipos que clasifican a la Copa Libertadores y Sudamericana y el último descenso a la B Nacional

El plantel de Estudiantes de La Plata regresó en la tarde de ayer desde Córdoba tras derrotar a Boca para clasificar a la final de la Copa Argentina y desde hoy trabajará con la cabeza puesta en el partido del lunes a las 19, de local contra Lanús, para seguir escalando, mientras que el arquero y capitán, Mariano Andújar, confirmó ayer que tras la final de este certamen se retirará del fútbol.

Si el "Pincha" gana puede lograr la clasificación a la Copa Libertadores y también ingresar en los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional, aunque dependerá en ambos casos de otros resultados.

La última fecha de la Copa de la Liga se pone en marcha mañana con los partidos por la zona A entre, Vélez-Colón a las 18 y a la misma hora Banfield y Gimnasia y Esgrima La Plata.

Mientras que en la zona B, se cruzarán desde la misma hora, Unión de Santa Fe ante Tigre y Platense frente a Sarmiento de Junín.

En estos cuatro partidos, se definirá el último descenso a la Primera Nacional. Ya por tabla de los promedios, descendió Arsenal de Sarandí.

En tanto, y tras la resonante victoria por 3-2 ante el "xeneize", el entrenador de Estudiantes de La plata, Eduardo Domínguez dijo que “se soñó de otra forma, no con tanto sufrimiento, pero son partidos aparte contra un rival de jerarquía que no perdona errores".

"Nos equivocamos dos veces y lo pagamos caro. Pero el equipo se puso de pie, demostró la personalidad que tiene, con muchas ganas y el deseo de volver a jugar una final”, agregó el "Barba" Domínguez.

Y justamente respecto de esa final, Andújar confirmó que la misma marcará el final de su carrera.

"Estoy preparado para retirarme después de ese partido, que sería un cierre ideal, y máxime si salimos campeones", avisó en TyC Sports el arquero de 40 años que nació en Villa Lugano el 30 de julio de 1983.

En tanto el entrenador albirrojo que llevó al equipo a jugar una final después de 13 años (Recopa 2010), agregó que “por errores nuestros y la jerarquía de un rival como Boca, se pusieron en ventaja".

"Pero el equipo mantuvo la calma y se hizo responsable de esa situación. Estudiantes estuvo a la altura, creo que fuimos justos vencedores y logramos llevar a la final después de mucho tiempo a un club que hizo mucho y que trabajó cada día para que eso suceda”, expresó Domínguez a TyC Sports.

Sobre el cambio de Guido Carrillo en el entretiempo, dijo que el jugador "no podía seguir por un golpe en la cintura que recibió en el primer tiempo. Con la entrada de Méndez y de Boselli logramos jugarle mano a mano a los centrales del rival y obligarlos a cerrar sus laterales”.

Carrillo será evaluado en estas horas, igual que Gastón Benedetti, quien tuvo que salir por un fuerte traumatismo en el tobillo izquierdo y dejó el estadio con una bota que le inmovilizó la zona.

Domínguez se refirió también desde Córdoba a Mauro Boselli y su gran noche en el Kempes: “Su historia lo marca, y sigue escribiendo nuevas páginas para el club, es grandioso. Tenerlo en el plantel es un orgullo y aprendo mucho con él. Con Mariano (Andújar), con José (Sosa), con Fede (Fernández), con Pablo (Piatti) son ejemplos, transmiten mucho al resto del plantel y uno los tiene que escuchar”.

Por último, Domínguez opinó sobre su futuro, ya que su contrato vence en marzo pero hay diálogo con el club platense, que busca renovar el vínculo.

Al respecto, el ex Huracán y Colón de Santa Fe dijo que están “bien y la relación con los dirigentes va por los canales que se tiene que ir. Ellos quieren que yo siga y yo tengo ganas de estar. Seguimos en competencia, seguimos buscando mejorar y eso es lo importante”, cerró.