Río Cuarto | Bolsa de Cereales | toneladas | provincia

Río Cuarto volvió a ratificar su liderazgo en la producción de maíz

Esta vez se dio el marco de una excepcional campaña para el cereal en la provincia, que totalizó un valor bruto de 5.228 millones de dólares, 72% más que en la anterior, fruto de las 23,7 millones de toneladas recolectadas

El departamento Río Cuarto volvió a liderar la producción de maíz en el último ciclo y se constituyó en el único de la provincia en superar la barrera de los 2,5 millones de toneladas cosechadas. Un paso más atrás se ubicaron Marcos Juárez, Unión y General Roca, con entre 2 y 2,5 millones.

Los datos corresponden al trabajo final de producción elaborado por la Bolsa de Cereales de Córdoba, justo en el momento en que el nuevo ciclo ya está en marcha con lotes que fueron sembrados con variedades de primera y en algunos casos ya emergidos.

Lo cierto es que detrás de los cuatro departamentos que alcanzaron el podio (un segundo lugar con triple empate), se ubicó San Justo. Luego, Roque Sáenz Peña, Río Primero y Río Segundo; un poco más atrás, entre los que produjeron menos de 500 mil toneladas aparece San Martín, Colón y Calamuchita.

También en cuanto al área sembrada Río Cuarto lideró la superficie con maíz, al usar más de 500 mil hectáreas para el cereal en el ciclo anterior.

Cruzando hectáreas y producción, el informe revela dónde estuvieron los mejores rindes y allí lidera Marcos Juárez con más de 100 quintales por hectárea de promedio. Detrás se ubicó Unión, y un paso más atrás San Martín, Juárez Celman, Roque Sáenz Peña y Tercero Arriba.

En los casos de Río Cuarto y General Roca, se ubicaron en rendimientos en torno a los 80-85 quintales, siempre según el informe de la Bolsa de Cereales.

En la provincia

En términos provinciales, durante la campaña 2020/21 se produjeron 23.723.100 toneladas de maíz. Este valor representa un aumento del 21% con respecto a la campaña 2019/20 y un 93% con respecto al promedio histórico (2008-2020).

Según detalló la entidad bursátil, la principal causa de este aumento es el importante crecimiento en el área sembrada, que en esa campaña superó por primera vez en la historia las 3 millones de hectáreas, alcanzando 3.083.500 al sumar la superficie en secano y bajo riego. Debe destacarse que el 11% del área se sembró con destino forrajero.

Los rendimientos en los campos de Córdoba fueron mayores en un 20% a la media nacional, según detalló la Bolsa de Cereales.

En ese contexto, la provincia de Córdoba representó el 32% del área total nacional destinada a maíz el año pasado, pero el 39% de la producción global. Eso porque en la provincia hubo un mejor rinde promedio que en el país. Y a su vez, eso fue fruto de la situación climática en donde La Niña pegó con más fuerza en la zona núcleo que en Córdoba, que tuvo lluvias incluso por arriba de la media en algunos departamentos a lo largo del último ciclo.

Cuando se traza la comparación, la participación del volumen de maíz en la producción nacional aumentó de un 33% a un 39 % en un año, principalmente debido a que la superficie de la provincia mostró un importante incremento, mientras que a nivel país se mantuvo relativamente constante.

Por otra parte, los rendimientos en los campos de Córdoba fueron mayores en un 20% a la media nacional, principalmente debido a que la mayor proporción de maíz tardío permitió coincidir el período crítico con las mejores condiciones climáticas.

El rendimiento ponderado promedio fue de 88,9 quintales por hectárea. Este valor muestra un aumento con respecto al año previo y se debe a que, si bien la proporción de maíz tardío fue mayor, las condiciones meteorológicas durante el periodo crítico fueron favorables para el cultivo.

Los mejores rendimientos se lograron en los departamentos de Marcos Juárez y Unión, en concordancia con las tendencias históricas.

Marcos Juárez fue asimismo el departamento con mejores rindes bajo riego (hasta 130 quintales por hectárea), junto con los departamentos Santa María y San Justo.