Internacionales | bolsonaro | las | seguridad

Bolsonaro acusa a la corte de amenazar estabilidad si confiscan celular del presidente

La investigación del Supremo Tribunal Federal se da en el marco de esa causa originada por las denuncias del ex ministro Sérgio Moro

El gobierno brasileño acusó hoy al Supremo Tribunal Federal (corte) y a la Procuraduría General (fiscalía) de amenazar la "estabilidad" del país en caso de que se lleve adelante la confiscación del teléfono celular del presidente Jair Bolsonaro y su hijo Carlos Bolsonaro en una investigación sobre obstrucción de la justicia.

Así lo hizo en un comunicado el general Augusto Heleno, ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, al reaccionar a la decisión del juez Celso de Mello, del Supremo Tribunal Federal, de enviar al fiscal general, Augusto Aras, para que evalúe procedente o no confiscar el celular del mandatario.

"El Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de la República alerta a las autoridades constituidas que tal actitud es un intento evidente de comprometer la armonía entre los poderes y podrá tener consecuencias imprevisibles para la estabilidad nacional", amenazó el general retirado en un comunicado oficial.

El comunicado se conoce en medio de la expectativa de la divulgación de un video de una reunión del gabinete del 22 de abril que Celso de Mello ya vio y que forma parte de las pruebas para la causa en la que se investiga si Bolsonaro intentó obstruir las investigaciones de la Policía Federal sobre su hijo y su familia.

En el marco de esa causa originada por las denuncias del ex ministro Sérgio Moro, el juez de Mello decidió hoy pasar al fiscal general un pedido hecho por la oposición política para conocer el contenido de los celulares, una medida normal en todo proceso, porque la fiscalía es la parte acusadora.

"Confiscar el celular del presidente es inconcebible y hasta cierto punto increíble. En caso de que ocurra, sería una afrenta a la autoridad máxima del Poder Ejecutivo y una interferencia inadmisible de otro poder en la privacidad presidencial y en la seguridad del país", dijo Heleno, mano derecha de Bolsonaro.