Tranquera Abierta | Brasil | Diputados | agroindustria

A la brasileña, comienza a armarse un frente legislativo agropecuario

Es un espacio interpartidario del agro en el Congreso impulsado por Barbechando con referentes de todas las fuerzas

Diputados y senadores pertenecientes a distintos espacios políticos comenzaron a trabajar en común en los últimos días con el fin de promover leyes que permitan el crecimiento y una mayor estabilidad en las condiciones de trabajo del sector agrobioindustrial.

La coincidencia no fue espontánea sino que fue el resultado de un trabajo que viene realizando la Fundación Barbechando, que es una organización que trabaja para los avances legislativos en materia agropecuaria.

Hasta aquí se concretaron dos reuniones. En la primera se encontraron 9 legisladores (6 diputados y 3 senadores) y en la segunda, una docena de diputados.

La intención es avanzar “a la brasileña” donde el frente agropecuario integrado por representantes de las distintas bancadas legislativas trabajan de manera mancomunada por las iniciativas vinculadas al sector. Brasil es hoy una de las potencias agroindustriales del mundo cuando hace unas décadas su relevancia era menor a la de Argentina.

En esos encuentros hubo representantes cordobeses ya que en la primera reunión participó Luis Picat, el diputado radical oriundo de Jesús María, que además es productor agropecuario; y en la segunda participaron los representantes de Hacemos Coalición Federal, Carlos Gutiérrez y Alejandra Torres.

En diálogo con Tranquera Abierta, la legisladora cordobesa remarcó que “con la gente de Barbechando ya habíamos tenido algunas reuniones de bloque en la oportunidad de la primera versión de la Ley Ómnibus. Y a partir de ahí seguimos en contacto. La intención es avanzar en normativas que el agro necesita para poder definir un plan. Cada uno realizó los aportes que cree necesarios sumar a ese esquema y en mi caso en particular hice referencia mucho a la articulación público-privada”, destacó Torres.

“No creo que un funcionario cuando se sienta en un escritorio puede conocer la totalidad de la realidad del sector involucrado, y que tampoco pueda percibir con total claridad las necesidades y demandas de ese sector. Por lo cual, no considero para nada negativo, al contrario, lo veo muy positivo, que los funcionarios puedan escuchar con oídos y mente abierta para poder entender las distintas realidades y poder luego incorporarlas en una propuesta”, apuntó.

Torres remarcó además que “en particular estoy muy acostumbrada a trabajar de este modo, pero sé que en algunas oportunidades esto era mal visto por algunos sectores por asociarlo a temas de lobby. Y la verdad que muy por el contrario creo que es fundamental escucharlos porque son los que saben y sienten día a día”.

Y agregó: “Por eso remarqué desde un comienzo la necesidad de seguir trabajando en esta articulación donde muchas de las iniciativas incluso surjan de estas organizaciones y generen la obligación de estudio por parte nuestra”.

También planteó “la necesidad de avanzar en temas aún pendientes como la Ley de Semillas y una serie de cuestiones vinculadas a la necesidad de modernizar el marco normativo actual”.

Por otra parte, para Torres, “el orden tributario es un tema central. No podemos seguir con este desorden y cantidad de tributos que se superponen y se convierten en una pesada carga burocrática. Tenemos que buscar una matriz impositiva que, sin dejar de pensar en la recaudación para cumplir con las prestaciones como Estado, sea algo amigable y no abusivo”.

“En esa línea es que siempre rechazamos desde Córdoba a las retenciones y recordamos que en la propuesta del Gobierno nacional estaba la idea de reducir la carga tributaria, ordenar impuestos y bajar retenciones”, concluyó la diputada.

Por su parte, el radical Picat indicó que “hay un sistema vicioso que en los últimos 20 años se ocupó de extraer recursos desde el interior hacia la Capital Federal y que estamos empantanados en ese sistema. Hay una agenda parlamentaria vinculada al sector del agro y la industria necesaria”.

“En Brasil, gran parte del arco político saben y trabajan a favor del agro y defienden a los productores. Ese es el objetivo”, concluyó Picat.