Regionales | Brasil | Kenia | traslado

Un laboulayense, en la nueva misión de trasladar a Kenia a Brasil

La Nación autorizó el viaje al Santuario de Elefantes en Mato Grosso para septiembre. El cuidador Samuel López comentó que ya realizan las tareas de preparación y entrenamiento

Kenia es una elefanta de 41 años que llegó con solo 4 años al entonces zoológico provincial de Mendoza, hoy convertido en Ecoparque. La semana pasada, a través del Boletín Oficial, se conoció que el gobierno nacional autorizó su traslado al Santuario de Elefantes ubicado en Mato Grosso, Brasil, en el mes de septiembre. Así, ya comenzaron con la preparación del animal para el transporte y viaje, que durará varios días. Samuel López, el cuidador y conductor laboulayense que llevó a Pocha y Guillermina al lugar, también será parte de este procedimiento.

“Ya estamos preparando todo; de todos modos, aún falta que trasladen los containers que están en Brasil. Cuando lleguen, se comienza ya a trabajar con Kenia para que se haga todo el proceso de entrar y salir. Si bien la fecha es septiembre, dependeremos del estado de ánimo de ella cuando sea el momento de adaptarse”, explicó a Puntal.

El trabajador del Ecoparque dijo que ya realizan las tareas en el recinto donde se instalará el contenedor que será utilizado en el traslado de Kenia, la única elefanta africana que queda en el espacio de conservación mendocino.

Asimismo, Samuel aseguró que la experiencia que adquirieron con Pocha y Guillermina será clave para garantizar un trabajo óptimo y el éxito en este nuevo periplo.

Cabe señalar que las tareas de entrenamiento y preparación están a cargo del personal de la Dirección Ecoparque Mendoza y del grupo de especialistas por el Santuario de Elefantes de Brasil junto con la colaboración de la Fundación Franz Weber.

Kenia nació en 1981 y pasó toda su existencia en cautiverio, por lo que este viaje representa la oportunidad de poder vivir un ambiente similar a lo que sería su hábitat natural y compartir junto con otros elefantes que ya están en el lugar.

Desde 2017 la elefanta ha sido evaluada médicamente de forma integral y entrenada para responder a los requerimientos de mejora de su calidad de vida en cautividad hasta que se efectivice su traslado al Santuario.

En el mes de julio las autoridades del Ecoparque iniciaron las gestiones para pedir al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que se habilitara el transporte de Kenia a Brasil.

Elefanta Kenia.jpg
Kenia tiene 41 años y es la única elefanta africana que queda en el Ecoparque de Mendoza.

Kenia tiene 41 años y es la única elefanta africana que queda en el Ecoparque de Mendoza.

“Desde 1985 vive en el exzoológico de Mendoza, en triste soledad. Es momento de cambiar su futuro y darle la oportunidad de reencontrarse con su manada”, habían señalado desde la entidad.

Autorización

El gobierno nacional, por medio de la Resolución 321/2022 del Boletín Oficial publicado este miércoles 27 de julio, habilitó de manera oficial el traslado vía terrestre de Kenia hacia el Santuario de Elefantes Brasil (SEB) “ubicado en el estado de Mato Grosso, República Federativa de Brasil, por el paso fronterizo Puerto Iguazú, Provincia de Misiones (República Argentina) y Foz do Iguaçu (República Federativa de Brasil)”.

Estamos preparando todo; de todos modos, aún falta que trasladen los containers que están en Brasil. Cuando lleguen se comienza ya a trabajar con Kenia para que se haga todo el proceso de entrar y salir. Estamos preparando todo; de todos modos, aún falta que trasladen los containers que están en Brasil. Cuando lleguen se comienza ya a trabajar con Kenia para que se haga todo el proceso de entrar y salir.

En el documento firmado por el ministro Juan Cabandié se aclara que la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible elaboró el pertinente informe que avala la decisión del traslado.

En el artículo 3 de la resolución firmada, se aclara que será la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza la “responsable del tránsito interjurisdiccional y exportación del ejemplar mencionado en el artículo 2°, bajo la operación del Santuario de Elefantes Brasil (SEB)”.

Se indicó que el permiso de traslado tendrá la vigencia de un año desde el momento de la publicación. De ese modo, se garantizó el período para que se concrete el traslado de la elefanta Kenia con el fin de cuidar su preservación.

Un lugar de libertad

El Santuario de Elefantes de Brasil, en sus 1.500 hectáreas de extensión, es un bioma apropiado para la especie, posee recintos amplios completamente naturales y matorrales y áreas abiertas cubiertas de vegetación.

Allí se les provee dietas excepcionales a los animales y tiene atención veterinaria de alta calidad durante toda su vida. Está dividido en cuatro sectores bien delimitados: hembras asiáticas, lugar donde se encuentran actualmente Pocha y Guillermina; hembras africanas, donde la esperan a Kenia; machos africanos y machos asiáticos, donde irá Tamy, el último elefante que se trasladará desde Mendoza.

El equipo de Global Sanctuary for Elephants, la organización que gestiona el Santuario de Elefantes Brasil, ha transportado con éxito a más de 30 elefantes cautivos a santuarios durante los últimos 25 años.

El lugar es el primer y único santuario de elefantes en América Latina y fue creado en respuesta a la creciente necesidad de asistencia a los elefantes cautivos en América del Sur.

Este sitio es también el primer y único santuario de elefantes en América del Sur certificado por la Federación Global de Santuarios de Animales y, como tal, es actualmente la única opción saludable para los elefantes rescatados del cautiverio.

La nueva vida de Pocha y Guillermina en el Santuario

Pocha y Guillermina en Brasil.jpg

Pocha y Guillermina se encuentran desde el pasado mes de mayo en el Santuario de Elefantes de Brasil. Madre e hija aún están en el proceso de adaptación, aunque, según resaltaron desde el lugar, ambas han logrado integrarse a la manada. No obstante, advirtieron que la más joven -Guille- aún debe modificar ciertos comportamientos que han sido producto de toda su vida en cautiverio. Pero las dos pueden disfrutar hoy de un ambiente libre, lejos de las jaulas.

Luciana Panella. Redacción Puntal