Regionales | Bullrich | Joaquín Sperani | Ley de Víctima Nacional

Bullrich con los papás de Joaquín Sperani: instó por un nuevo régimen penal juvenil

Horas antes de ser designada ministra de Seguridad e integrar el gabinete de Milei, se reunió con los padres del niño asesinado por un amigo en Laboulaye. Prometió acompañarlos en el pedido de justicia y la baja de la imputabilidad

Mariela Flores y Martín Sperani se reunieron el jueves con la flamante designada ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Llevaron la voz de su familia, de su hijo Joaquín -brutalmente asesinado en junio pasado por un amigo-, de la sociedad de Laboulaye y de otras familias víctimas de estos hechos criminales.

Los padres reclaman que se baje la edad de inimputabilidad de los victimarios, y que además la provincia de Córdoba adhiera a la Ley de Víctima Nacional. El encuentro ocurrió el jueves en el despacho de Patricia Bullrich y a raíz de gestiones y contactos mantenidos entre el papá de Joaquín, y Maximiliano Camusso (excandidato a intendente de Laboulaye por la Libertad Avanza).

Los papás de Joaquín llevaron su pedido puntual, pero también fueron la voz de otros jóvenes víctimas de asesinatos como el caso de Álvaro Zarandón y Agustín Ávila) joven asesinado por una patota en Jesús María. Otro punto expuesto fue sobre el accionar del juez Sebastián Moro, de Laboulaye, en el proceso investigativo.

“Los acompaño en su reclamo”

Fue Bullrich quien visibilizó el encuentro en su cuenta de Instagram expresando su apoyo a los reclamos de los familiares. Y lo hizo en los siguientes términos: “Recibí a los papás de Joaquín Sperani, adolescente de 14 años brutalmente asesinado por otro en la ciudad de Laboulaye. Es claro, y siempre lo sostuve, que un menor de 16 años sabe si lo que hizo está bien o mal”, sentenció la ahora funcionaria. Para continuar: “A ellos como a tantas familias víctimas de un sistema injusto. Los acompaño en su reclamo por una verdadera justicia y en pedido de un nuevo régimen penal juvenil, que les ponga freno definitivo a los delincuentes en el inicio de su carrera delictiva”.

Ayer, y tras la audiencia, Mariela Flores dialogó con Puntal, y expresó su esperanza que comiencen haber cambio de leyes en las que se respeten los derechos de las víctimas y sus familiares.

Por los derechos de las víctimas

Los papás de Joaquín Sperani expusieron y reiteraron todos y cada uno de los cuestionamientos llevados a cabo desde el momento de la desaparición del joven hasta ser encontrado a solo metros de la escuela asesinado. Y lo ocurrido posterior a ello con la investigación. También puso especial hincapié que el imputado, menor de edad esté libre y “goce de derechos”, mientras a su hijo muerto se los nieguen.

Consultada si tras el encuentro con Bullrich alberga esperanza que haya cambios en las leyes tal como se viene reclamando, Mariela fue contundente: “No sé cuál va a ser la Justicia. La Justicia a lo mejor no va a tener a este menor detenido, pero va a hacer perpetuar a nuestro hijo para que no se vuelvan a cometer estos hechos. Que en nombre de Joaquín, los menores entiendan que no deben hacer daño y que la vida del prójimo valga, que sepan de que vale y que no deben hacer estas cosas”.

Por otra parte Mariela apuntó a la ausencia del Estado: “No solamente para nosotros las víctimas, sino para esos victimarios que los dejan librados al azar para que se sigan teniendo más víctimas de trofeo”, reflexionó.

Durante el encuentro, también la familia Sperani hizo entrega de una carta escrita a puño y letra de la mamá de Agustín Ávila, un joven de Jesús María, asesinado por una patota en Córdoba.

Otro aspecto, que se expuso fue la cantidad de crímenes ocurridos en Córdoba en los que los autores son menores de edad, y que ya superan los 17 casos.

Finalmente, la mamá de Joaquín asumió que “la ley no nos va a devolver a nuestros hijos, pero es para salvarle o que otras familias cuando pasen no se encuentren con esta ausencia del Estado como tenemos nosotros. Porque es muy difícil tener tu hijo en un cajón y que te digan que el victimario tiene derecho. Y el primer derecho que se vulneró es el derecho a la vida de nuestros hijos. La balanza de la justicia estuvo siempre para el lado del victimario porque son niños”, concluyó.