Internacionales | Buzios | Florencia Aranguren | crimen

Asesinaron a una mujer argentina en Buzios y por el crimen detuvieron a un sospechoso

La joven de 31 años fue identificada como Florencia Aranguren, cuyo cuerpo fue hallado esta madrugada en un sendero próximo a la playa del barrio José Gonçalves

Una mujer argentina de 31 años fue hallada hoy asesinada de al menos una puñalada en la localidad balnearia Buzios, en el estado brasileño de Río de Janeiro, y por el crimen detuvieron a un sospechoso con antecedentes penales, quien tenía ropas manchadas con sangre y marcas en el cuerpo que se investigan si se las provocó la víctima al intentar defenderse, informaron fuentes consulares y del ayuntamiento local.

image.png

Voceros del Consulado de Argentina en Brasil confirmaron a Télam que la mujer fue identificada como Florencia Aranguren (31), cuyo cuerpo fue hallado esta mañana, poco después de las 7, en un sendero próximo a la playa del barrio José Gonçalves, en la zona sur de esa ciudad turística de Brasil.

De acuerdo con las imágenes de una cámara de seguridad difundida por medios locales, a las 7.05 la joven quedó registrada cuando caminaba por la vereda de una cinta asfáltica sin tránsito vehicular, llevando a su perro de la correa y con una mochila oscura sobre sus hombros, hasta que llegó a una curva que gira hacia la derecha y se perdió de vista detrás de la vegetación al costado del camino.

Según fuentes del ayuntamiento local, fue un vecino que caminaba por el sendero quien encontró el cuerpo y dio aviso a la policía.

Tras esta alerta, los efectivos se trasladaron hasta el lugar y junto al cuerpo de la víctima estaba su perro, que tenía manchas de sangre, agregaron las fuentes.

Poco después tomó intervención en la investigación la Policía Militar de Río de Janeiro, que apresó a un sospechoso en un domicilio cercano a la escena del crimen.

Según los voceros, el acusado se había bañado, aunque se encontró en su poder ropa interior con manchas de sangre que fue secuestrada para ser analizada y ver si se corresponde con la de Aranguren.

Al ser detenido, el hombre, que según la policía local tiene antecedentes por robo y lesiones corporales, fue llevado hacia la escena del crimen, donde el perro de Aranguren comenzó a ladrar de manera incesante ante su presencia, explicaron.

A su vez, el sospechoso tenía marcas en su cuerpo, por lo que se procurará establecer mediante peritajes si se trata de rasguños producidos en un forcejeo con la víctima.

En tanto, el cuerpo de Aranguren fue trasladado al Instituto Médico Legal, situado en la ciudad de Cabo Frío, para la realización de autopsia.

Por su parte, el Ayuntamiento de Buzios aseguró en un comunicado, al que tuvo acceso Télam, que refuerza su "compromiso con la búsqueda de la verdad y la justicia, sumando esfuerzos con los órganos responsables para garantizar que este crimen no quede impune".

"Vino con la idea de quedarse a vivir y tuvo este trágico final. La familia está viajando, la madre y el marido de la madre, mientras que el cuerpo estaría disponible mañana para hacer el velorio o su traslado", dijo esta tarde a Télam Ana Sarrabayrouse, cónsul general de Argentina en Río de Janeiro, quien está en contacto tanto con el Instituto Médico Legal de Buzios como con los parientes de la víctima.

La cónsul también destacó que "el asesino está preso" luego de haber sido "detenido casi en el acto".

Mientras que otra fuente consular contó que Aranguren "había viajado hace cuatro días" a Buzios y que "al identificar el cuerpo, la policía llamó a una amiga de la víctima, de nombre Macarena, que reside en Cabo Frío (a unos 25 kilómetros de distancia) quien, en estado de shock, avisó a la familia de Florencia" lo que había pasado.

La misma fuente confirmó que la familia de Aranguren viajará esta noche hacia Buzios para reconocer a la mujer y comenzar los trámites de repatriación de los restos, mientras que desde el consulado argentino se pusieron a disposición de los familiares.

Por otro lado, en las redes sociales de la víctima se pudieron observar viejas publicaciones de dibujos artísticos y actividades con trapecios.

En abril del año pasado, también en Buzios, la argentina Evangelina Mariel Trotta (48), dueña de una empresa de alquiler de buggies en esa zona, fue encontrada asesinada a puñaladas y días después su exmarido y padre de sus hijos, que era buscado por el femicidio, se suicidó de un disparo.