Regionales | Cabrera | libros | biblioteca

Cabrera: juntan libros para la biblioteca del Hospital de Niños

Carina Uriche, mamá de Milagros, la nena que falleció de cáncer a los 11 años, se suma a esta cruzada convocando a toda la región a donar libros y crear un espacio propio para la sala de internación Oncológica donde están los niños bajo tratamiento

Carina Uriche, mamá de Mili, la pequeña niña de Cabrera fallecida por cáncer, aceptó transmitir el pedido de libros, nuevos o en muy buen estado, a toda la región, para la nueva biblioteca de la sala de internación de oncología del Hospital de niños Santísima Trinidad de Córdoba.

Se trata de un proyecto anónimo y comunitario, y al que Carina decidió sumarse debido a que la larga lucha de su hija conmovió y movilizó a toda la región hace algunos años atrás.

“Me contactó hace dos días la psicóloga del Hospital de la Santísima Trinidad de Córdoba, teniendo en cuenta que nosotros tuvimos nuestra estadía ahí por mucho tiempo con el tratamiento de Mili, y quedamos siempre en contacto. Me sorprendió este pedido de participación para que sea parte de la creación de la biblioteca”, dijo.

Me contactó hace dos días la psicóloga del Hospital de la Santísima Trinidad de Córdoba, teniendo en cuenta que nosotros tuvimos nuestra estadía ahí por mucho tiempo con el tratamiento de Mili, y quedamos siempre en contacto. Me sorprendió este pedido de participación para que sea parte de la creación de la biblioteca Me contactó hace dos días la psicóloga del Hospital de la Santísima Trinidad de Córdoba, teniendo en cuenta que nosotros tuvimos nuestra estadía ahí por mucho tiempo con el tratamiento de Mili, y quedamos siempre en contacto. Me sorprendió este pedido de participación para que sea parte de la creación de la biblioteca

Y Carina no dudó aceptar este convite y ya comenzó a difundir la campaña para recibir libros, así también juegos de mesa, para la ludoteca.

Para esta mamá es una forma de seguir ayudando a niños que transitan por el difícil trance de una enfermedad, y generar un espacio de contención.

Explicó que no es la única biblioteca que existe en el Hospital de niños. "Es la biblioteca para la sala de internación de oncología, y su uso exclusivo para estos niños con tratamientos oncológicos dentro de lo que es la sala de internación”.

Libros y juegos de mesa

Se están recolectando libros para chicos de 1 a 14 años, teniendo en cuenta la franja etaria que allí se trata.

“Por ser la parte oncológica, están pidiendo libros nuevos. Porque mucha gente me ha llamado, me han consultado porque hay personas que tienen libros que están en muy buen estado. Consulté a Córdoba y me dijeron que se hace una depuración. Si evalúa si está en condiciones para la sala oncológica, o bien se da a la otra biblioteca”.

Por ser la parte oncológica, están pidiendo libros nuevos. Porque mucha gente me ha llamado, me han consultado porque hay personas que tienen libros que están en muy buen estado. Consulté a Córdoba y me dijeron que se hace una depuración. Si evalúa si está en condiciones para la sala oncológica, o bien se da a la otra biblioteca Por ser la parte oncológica, están pidiendo libros nuevos. Porque mucha gente me ha llamado, me han consultado porque hay personas que tienen libros que están en muy buen estado. Consulté a Córdoba y me dijeron que se hace una depuración. Si evalúa si está en condiciones para la sala oncológica, o bien se da a la otra biblioteca

Ello debido a que la manipulación del libro tiene que tener un tratamiento especial, por los virus y bacterias, ya que los niños que accederán a éstos están inmunodeprimidos y hay que cuidar al máximo la asepsia para evitar cualquier contagio.

“Así como hoy vemos los barbijos, vemos los guantes, o sea, tiene un tratamiento muy especial, lo que es la parte oncológica. Con los libros quieren hacer lo mismo”, precisó la mamá de Mili.

A partir de difundirse la campaña ya comenzó a recibir libros en su casa, y la movida tuvo impacto regional con colaboraciones en General Deheza, Carnerillo, Las Perdices y Río Cuarto.

Por tratarse de una nueva biblioteca, desde el Hospital también detallaron que deben armar muebles para ubicar todos los elementos.

Aunque admitió la mamá cabrerense que hoy los niños hacen uso de la tecnología para acceder a juegos o libros por celulares o tablets, asumió que hay momentos que necesitan de otras distracciones, como poder pintar un libro o interactuar en un juego de mesa con otros.

“Un libro abre un mundo gigante en la imaginación. Hace trabajar la cabeza, y hasta los hace olvidar por momentos que están en un tratamiento médico”, dijo desde su experiencia.

Un libro abre un mundo gigante en la imaginación. Hace trabajar la cabeza, y hasta los hace olvidar por momentos que están en un tratamiento médico Un libro abre un mundo gigante en la imaginación. Hace trabajar la cabeza, y hasta los hace olvidar por momentos que están en un tratamiento médico

Para contactarse con Carina Uriche, se puede llamar al teléfono 3584365594.

Agradecer y ayudar

Finalizando, Carina mostró todo su entusiasmo para lograr una exitosa campaña. “Es una manera de devolverle también a tanta ayuda que yo he recibido en su momento y muchos me conocen. Sigo en contacto con un montón de gente, si bien en la parte oncológica también, seguimos colaborando de alguna manera, y creo que esto uno lo hace desde la parte anónima, pero en esto me pareció bueno, expandirlo y así poder colaborar con niños que están en tratamientos muy largos, muy invasivos y que necesitan un libro de cuentos”.

Milagros tenía 11 años cuando falleció. Ocurrió el 29 de diciembre de 2018, luego de una larga lucha contra un cáncer. Aun hasta el último día regaló una sonrisa a todos quienes la conocieron.