Policiales | cadetes | pedidos | delincuentes

Los cadetes de Pedidos Ya, los "esenciales" de los delincuentes en la pandemia

Durante las restricciones sufrieron varios hechos delictivos. El miércoles a la noche, un joven fue despojado de su teléfono celular y le dañaron la bicicleta. Los casos se dan en el macrocentro y la periferia

Los cadetes de la ciudad se han convertido en el blanco de los delincuentes durante la pandemia. En las últimas semanas, con las restricciones en la circulación nocturna, han sido víctimas de varios casos de inseguridad, inclusive algunos violentos.

Los trabajadores de Pedidos Ya son los más afectados en esta segundo ola de hechos que sufre el sector, en particular aquellos que realizan delivery en bicicletas.

Advierten que a veces son asaltados cuando esperan al cliente en la puerta de un edificio.

En la noche del miércoles, alrededor de las 22, en pleno centro de la ciudad, un joven de Pedidos Ya fue alcanzado por un delincuente que le sustrajo su teléfono celular y también sufrió algunos daños en su bicicleta.

El episodio se registró en calle Mitre al mil y al lugar se llegó un móvil de la policía para contener al joven e invitarlo a realizar la denuncia en la Unidad Judicial Nº 1.

Cristian Fernández, referente de los cadetes, indicó que los más perjudicados en las últimas semanas son los trabajadores de Pedidos Ya, especialmente aquellos que lo hacen en bicicleta, que son los más vulnerables ante los delincuentes.

Explicó que al menos cuatro o cinco hechos de inseguridad han sufrido en las últimas cuatro semanas.

Fernández dijo que en el caso de los trabajadores de las cadeterías tradicionales han sufrido episodios, pero no se han podido concretar.

Lamentó una situación vivida por un compañero que se resistió a un asalto y sufrió varios cortes con un elemento contundente en el rostro y otras partes del cuerpo.

Los delincuentes aprovechan estos días de menor movimiento en las calles por las restricciones de circulación y eligen a los cadetes como “esenciales” para su actividad ilícita.

Fernández indicó que hay casos que incluye robo del celular, la recaudación, mochilas y cascos, pero también llegan a la sustracción de la motocicleta o la bicicleta.

En cuanto a los lugares más inseguros, el referente de los cadetes mencionó el macrocentro y en mayor medida los barrios.

Las tarea de los cadetes se incrementó sobremanera durante la pandemia, ante las medidas que impiden la atención presencial en los restaurantes y otros sitios de comidas.

La problemática de los cadetes no es nueva; en agosto del año pasado realizaron una caravana de motos y bicicletas por el centro de la ciudad. La manifestación pasó por la sede de la Unidad Departamental Río Cuarto y finalizó en el Palacio de Mójica por una ola de inseguridad que los tenía a mal traer. En la oportunidad, entregaron un petitorio a las autoridades.

Solicitaron que se utilicen las cámaras de seguridad para prevenir los delitos.

Fernández también se quejó del trato que sufren los cadetes por parte de los policías que están apostados en los controles en distintos sectores de la ciudad, al indicar que en algunos casos son “maltratados” cuando pasan más de una vez por el mismo operativo.