Río Cuarto | Calor | aires acondicionados | piletas

En un nuevo día de calor extremo en la ciudad, se dispararon las ventas de aires

Río Cuarto volvió a tener una jornada sofocante con 41 grados y el pronóstico del tiempo dice que hoy habrá una temperatura similar. En los comercios señalan que también tienen mucha salida los ventiladores y piletas

El termómetro volvió a marcar ayer 41° y el pronóstico del tiempo anuncia para hoy una temperatura similar.

El domingo el clima entraría en una fase de descenso, vaticinándose lluvias para ese mismo día o partir del lunes próximo.

La semana próxima será de alivio para los riocuartenses, en virtud de la irrupción de tormentas que traerán respiro.

También éstas serán bienvenidas en el campo habida cuenta de la sequía que reina por estos días en dicho sector y que perjudica las cosechas.

El termómetro volvió a marcar ayer 41° y el pronóstico anuncia para hoy una marca similar. El domingo el clima entraría en fase de descenso.

Como se sabe, Río Cuarto es una ciudad agrodependiente y cualquier efecto negativo en el campo repercutirá directamente en la economía local.

En la víspera, el calor fue sofocante en la ciudad:había momentos en los que el sol quemaba.

La máxima se produjo a las 15 y volvió a dar 41°, como en los días anteriores.

Las altas temperaturas que se produjeron a lo largo de la semana dispararon en la ciudad las ventas de aires acondicionados, ventiladores y hasta piletas.

“En estos días aumentó la salida de aires, ventiladores y piletas por la ola de calor”, dijeron a Puntal comerciantes del rubro.

Y añadieron: “Es una demanda natural para esta época del año, pero ahora se ha visto incrementada por las temperaturas extremas que estamos teniendo”.

“La gente busca frenar la ola de calor y hacer de su casa o de su negocio un lugar fresco frente a la ola de calor”, indicaron.

En las casas de electrodomésticos, ya había muchos aires y ventiladores vendidos y, ante una consulta realizada por Puntal, los vendedores expresaron que la semana que viene van a reponer el stock.

A los aires acondicionados y ventiladores, que salieron como “pan caliente”, se sumaron las piletas.