Río Cuarto | Campo |

Según el Censo Agropecuario, desaparecieron 83 mil productores

Es el contraste con respecto al último relevamiento, de hace 16 años. Federación Agraria reclama acciones

“83.000 productores menos en 16 años es una realidad que agobia y atraviesa a los distintos gobiernos, que no pudieron o no quisieron contener a quienes producen”, destacó el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, en relación a los resultados preliminares que arrojó el Censo Nacional Agropecuario y que dio esa cantidad menos de productores en el país con respecto a la última medición, realizada 16 años atrás.

Para el dirigente que integra la Mesa de Enlace, “es muy preocupante la concentración y, por ende, la desaparición de pequeños y medianos productores: 83.000 menos en 16 años, el 25,5% de las explotaciones agropecuarias, es una realidad que agobia y atraviesa a los gobiernos que no pudieron o no quisieron contener a quienes producen”, dijo. 

Y agregó: “El gran desafío es frenar ese proceso y generar las condiciones necesarias para que se desarrollen y tengan expectativas de progreso los agricultores familiares, los pequeños y los medianos productores agropecuarios de todo el país”. 

Luego añadió: “Para nosotros esta información no es novedad; de hecho, desde hace años venimos advirtiendo de todas las maneras posibles a quienes nos han gobernado (tanto a nivel nacional como provincial) sobre las nefastas consecuencias que dejan los procesos de concentración y de desaparición de productores. Como entidad, lamentamos que no hayan escuchado nuestras señales de alarma. Porque hace tiempo el eje de interés de los gobiernos es hablar de toneladas de granos u oleaginosas, cabezas de ganado u otros indicadores de producción, sin pensar en los sujetos que los producimos”. 

Posteriormente aseguró: “Desde FAA hemos advertido la crisis y no nos escucharon. Esperamos que ahora, con la contundencia de estos números, los gobernantes tomen cartas en el asunto y avancen para frenar este proceso. Porque, de hecho, nuestro país suscribió los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y estamos transitando el Decenio de la Agricultura Familiar al que adherimos como país, por lo que nos debiera avergonzar ver este doble estándar. Suscribimos en lo internacional pero no somos capaces de bajar al territorio con las políticas públicas adecuadas para hacer posible la mejor calidad de vida de los productores”.