Salud | cáncer | Cáncer de Mama | España

En España frenaron con un fármaco la metástasis en cáncer de mama

Investigadores del Instituto de Oncología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona (VHIO), España, lograron frenar la metástasis en el cáncer de mama con un fármaco utilizado en tumores primarios

El estudio desarrollado por este hospital español demostró "tanto en modelos in vitro como in vivo, que Omomyc, una proteína inhibidora de MYC, es capaz de detener la progresión del cáncer de mama metastásico", según informó el centro en un comunicado, citado por la agencia de noticias Sputnik.

Los resultados de la investigación fueron publicados esta semana en la revista Cancer Research Communications de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer (AACR).

El equipo del Hospital Vall d'Hebron realizó diferentes experimentos in vitro e in vivo para conocer de qué manera Omomyc, desarrollado en el Vall d'Hebron, impactaba en las metástasis del cáncer de mama.

"Hasta el momento habíamos demostrado que Omomyc era eficaz controlando muchos tumores primarios. Ahora, además, hemos visto que también es un fármaco eficaz al bloquear la invasión, el establecimiento y el crecimiento de las metástasis en el cáncer de mama", explicó la doctora Laura Soucek, codirectora de Investigación Traslacional y Preclínica del hospital.

El hecho de que la inhibición de MYC sea eficaz, independientemente del perfil mutacional del tumor, hizo que los investigadores del VHIO se plantearan que "el uso de este enfoque podría superar la barrera de la heterogeneidad de las metástasis".

Según el investigador y primer autor del artículo, Daniel Massó, la respuesta a los experimentos fue "muy positiva" y permitió comprobar que "Omomyc tiene una importante actividad antimetastásica, en contra de lo que se había especulado".

Algunos estudios sugerían que el gen MYC podía desempeñar una función antimetastásica, por lo que su inhibición podría ser perjudicial, pero los datos obtenidos en el Vall d'Hebron "muestran todo lo contrario", según el doctor Massó.

Los experimentos se realizaron tanto en modelos in vitro, para probar la eficacia en todos los tipos de tumores, como en modelos de ratón, centrados en el cáncer de mama triple negativo, una enfermedad que actualmente requiere mejores terapias, agregó Sputnik.

El equipo del VHIO observó que Omomyc era "capaz de hacer que el tumor primario creciera menos" y que además "impactaba en el crecimiento de las metástasis y en algunos casos las hacía desaparecer", comentó Massó.

Aunque la investigación no se realizó en pacientes, el VHIO analizó la posible repercusión de la aplicación de Omomyc con bases de datos de pacientes de cáncer de mama, en las que se pudo comprobar que las que presentaban sobreexpresión de los genes que bloquea Omomyc tenían una supervivencia más baja.

"Esto nos hace ser optimistas y pensar que, si estas pacientes se tratasen con nuestro fármaco, quizá podríamos mejorar su supervivencia", concluyó Massó, según Sputnik.