Política | Carla Vizzotti | Santiago Cafiero | Covid-19

Tras su contacto con Vizzotti, Cafiero confirmó que no tiene coronavirus

De todas formas y para cumplir con el protocolo, el jefe de Gabinete no concurrirá el lunes a la apertura de sesiones del Congreso.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó hoy que el resultado de su test sobre Covid-19 dio negativo, luego de haber sido contacto estrecho de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, pero que para cumplir con el protocolo no asistirá al Congreso el 1 de marzo.

"Recibí el resultado del PCR que me realicé en el día de ayer: es negativo. No tengo síntomas y me siento bien. Siguiendo el protocolo, no estaré presente en la apertura de sesiones del Congreso", indicó el funcionario nacional a través de su cuenta de Twitter.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FSantiCafiero%2Fstatus%2F1365703277812346881

El ministro coordinador se realizó el test luego de que Vizzotti confirmara el pasado viernes que dio positivo en Covid-19, al realizarse la prueba que por disposición oficial deben hacer todos los ministros antes de asistir a la apertura de sesiones del Congreso el próximo lunes.

"Quiero contarles que me realice un hisopado como parte del procedimiento requerido para ingresar al Congreso el próximo 1 de marzo y me informaron el resultado positivo. Por lo tanto, voy a estar aislada en los próximos días, siguiendo el protocolo establecido", informó la funcionaria nacional el pasado viernes.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fcarlavizzotti%2Fstatus%2F1365405990699618305

De esta manera, el jefe de Gabinete y la ministra de Salud seguirán el discurso del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa de manera remota, al igual que otros funcionarios, gobernadores y buena parte de los legisladores.

Lo que se lee ahora