Regionales | casa | Santa Rosa de Calamuchita | Incendio

Malestar en Santa Rosa de Calamuchita: en 4 días incendiaron 4 viviendas

Los hechos ocurrieron en el barrio Nahuascat, un sector donde las propiedades son de turistas. Un vecino de Laboulaye y una familia de General Pico, entre los damnificados. Hubo allanamientos y detuvieron a 2 personas

Indignados por una serie de incendios que ya consumieron cuatro viviendas entre el sábado y ayer, vecinos de Santa Rosa de Calamuchita reclaman a la Justicia que actúe de inmediato para dar con los autores de estos hechos vandálicos ocurridos en el barrio Nahuascat, al norte de la villa, y hacia donde se extendió la urbanización en los últimos años.

Las cuatro casas arrasadas por las llamas son propiedad de turistas que eligieron construir allí sus lugares de descanso. Cuando ocurrieron los siniestros, estaban sin moradores. Según se presume, los ataques habrían ocurrido con fines de robo. Una quinta construcción precaria también fue incendiada.

Los vecinos y propietarios expresaron su malestar por esta situación que, aseguran, comenzó el sábado pero que deriva de una serie de hechos delictivos que este sector viene soportando desde hace tiempo.

Anoche personal policial de Santa Rosa realizó allanamientos tendientes a esclarecer estos hechos. En los procedimientos se logró la aprehensión de un joven de 20 años y de una mujer de 22 años y además fueron secuestrados cuatro teléfonos celulares, dos botellas plásticas que contenían materiales inflamables y cinco envoltorios con ramas de plantas de marihuana. Intervino la Policía Federal Argentina.

La investigación está a cargo de la Fiscalía de Primer Turno de Río Tercero. La actividad judicial es limitada debido al asueto administrativo por el Covid-19.

En la villa serrana, y solidarizándose con los damnificados, los pobladores realizaron cacerolazos y bocinazos desde sus casas.

El sábado pasado comenzaron estos hechos con el incendio de la casa cuyo propietario es de Laboulaye. Horas después siguió otro siniestro. A pesar del accionar de los bomberos, las llamas consumieron las estructuras. El lunes se sumó el incendio en una precaria casilla, luego en una casa y en la madrugada de ayer fue la vivienda de un vecino de La Pampa.

Sufrió 8 robos y ahora el incendio

Darío Godoy es oriundo de General Pico (La Pampa) y ayer recibió la penosa noticia de que la vivienda que levantó junto con su mujer y dos hijos en Santa Rosa para disfrutar de vacaciones y futura morada había sido arrasada por un incendio. Este hombre además asegura que sufrió al menos 8 robos en los últimos tiempos y algunos de estos fueron insólitos, ya que se llevaron cosas de escasísimo valor. Finalmente, en la madrugada de ayer los vándalos terminaron destruyendo todo.

Godoy obtuvo un permiso especial para poder viajar y se encontró con la imagen devastadora de su casa reducida a cenizas. Solo unas pocas paredes quedaron en pie. “Se supone que ocurrió entre la una y media y las dos de la madrugada (del martes), que fue cuando llegaron los vecinos a avisar. Yo construí esta casa para descanso, ni siquiera para alquilar. Hace tres años que compré ahí. Sufrí ocho robos. Entonces cada vez que sufría un robo le iba agregando cosas, cámaras, seguridad. El último fue hace menos de 30 ó 60 días, cuando me reventaron el medidor de luz para que se desactivaran las cámaras y la alarma y terminé de enrejar toda la casa”, precisó este policía retirado oriundo de La Pampa.

Junto con su familia dedicó días enteros de descanso para levantar las paredes y hacerse de este refugio serrano, hoy totalmente destruido. “Ahora, esta nueva modalidad que roban y encima te la queman”, se lamentó este vecino. Sobre los hechos de inseguridad que sufrió con antelación al incendio, dijo que “la última vez entraron para llevarse los sobrecitos de los condimentos y el jabón del baño”.

“Entiendo que es poca la cantidad de policías para Santa Rosa, que se ha extendido y mucho. Soy policía jubilado, pero es indignante llegar a esta instancia en la que perdemos las propiedades por completo”.

Los habitantes de Santa Rosa reclaman a la Policía más presencia y aseguran que en el barrio Nahuascat hubo 26 delitos en los últimos años y sólo 3 se esclarecieron.

El testimonio de Orlando: “Terminé la casa con mucho esfuerzo y la disfruté un solo año”

Orlando Mensegué, vecino jubilado de Laboulaye, fue el primero de los damnificados. El pasado sábado fue informado de que autores ignorados entraron a la casa, pero sólo se habrían llevado un televisor. Luego de ello se desató el incendio.

Mensegué contó a Puntal que en 2015 decidió comprar un terreno en ese sector de Santa Rosa y comenzó a hacer su vivienda. En 2018 la finalizó y asegura que sólo la disfrutó un verano. “La terminé con mucho esfuerzo, porque después de jubilarme puse todo lo que tenía para hacerla. Ahora, como quedó, es imposible que la recupere”, asumió con tristeza.

“Es un barrio nuevo, donde prácticamente la gente no está permanente. Son casas de veraneo pero de gente trabajadora. Yo la terminé en 2018. Ahora se perdió todo”, remarcó.

“Son todos incendios intencionales. Incluso en el mío y en el segundo ocurrió que falta algún elemento, es decir que entraron a robar. En mi casa, sólo el televisor. Y antes de que llegaran bomberos y policías vecinos advirtieron por el grupo de WhatsApp que estaba la puerta abierta de mi casa”, detalló. El vecino laboulayense dijo: “Si me hubieran llevado todo lo de adentro de la casa, el daño no sería tanto como Este de prenderla fuego”.

En cuanto al segundo incendio, la casa es propiedad de una familia de Río Ceballos. “Hay un mismo móvil, el de robar e incendiar después”, puntualizó.