Río Cuarto | casos | personas | Variante Delta

Alertan que, pese a la baja de casos, la circulación del virus es importante

Miguel Díaz, médico infectólogo y director del Hospital Rawson de Córdoba, aseguró que algunos indicadores se mantienen elevados, a pesar de la desaceleración de los contagios. Se refirió a la situación de la variante Delta

Miguel Díaz, médico infectólogo y director del Hospital Rawson de Córdoba, analizó la situación epidemiológica de la provincia y dijo que si bien los casos de Covid-19 están bajando, algunos indicadores importantes aún se mantienen elevados, por lo que recomendó sostener las medidas de prevención. En diálogo con Puntal, el especialista destacó el avance de la campaña de vacunación y habló sobre la amenaza de la variante Delta.

“Estamos en una franca desaceleración en el número de casos, pero algunos indicadores todavía se mantienen elevados, como el caso de la prevalencia cada 100 mil habitantes. También pasa con lo que se denomina oportunidad de consulta (cuando el paciente llega a la consulta) y con la tasa de positividad, que es importante, más allá de que tenemos un número de testeos alto. Es decir, hay una desaceleración en el número de casos, pero con una circulación importante del virus e infecciones de personas. Estamos ante una meseta alta. A eso hay que sumarle la flexibilización de las restricciones, la mayor circulación de personas y, probablemente el impacto del fin de semana de la final de la Copa América”, afirmó Díaz.

-¿Cuándo se podría notar el efecto de las mayores flexibilizaciones que se dieron con el inicio de las vacaciones de invierno?

-El período de incubación sigue siendo de 14 días, con un término medio de 7 días. Es esperable que 14 o 15 días después de la final de la Copa América (sábado 10 de julio) haya un incremento en el número de casos. La contracara de esta situación es que la campaña de vacunación se viene desarrollando a un ritmo importante. El sábado pasado, por ejemplo, se vacunó a una gran cantidad de personas en Córdoba.

-Las autoridades provinciales estimaron que el lunes 26 de julio, cuando se termine el período vacacional, volverán las clases presenciales, ¿eso ya está definido o hay que esperar los datos de esta semana?

-Nosotros, desde el comité asesor del Ministerio de Salud de Córdoba, sugerimos, pero no tomamos decisiones. Las determinaciones serán adoptadas por los ministerios de Salud y Educación, junto a otras autoridades del Poder Ejecutivo.

-Ya ha transcurrido la primera semana de vacaciones de invierno, ¿nota mayor relajación en la población?

-Sin duda hay una relajación en las medidas. Basta con ver el comportamiento de la gente en los espacios públicos. Se observa aglomeración de personas que comparten el mate, no usan barbijo y no mantienen un distanciamiento social. Evidentemente, las medidas preventivas no se incorporaron por completo, lo que amerita un cambio de conducta. Debemos insistir en que el virus circula entre las personas y que debemos sostener las medidas de prevención, hoy y durante varios meses más.

-Recién destacaba la campaña de vacunación. Sin embargo, se ha dicho que un porcentaje importante de la población ni siquiera se inscribió para recibir la vacuna…

-Circuló que el 40% de la población no se quería vacunar, pero nosotros tenemos otros datos. Más del 80% de las personas que están con indicación de vacunarse se han anotado. Gran parte de la población joven se ha inscripto. No sabemos de dónde salió que el 40% no se quiera vacunar. La cantidad de gente que se anotó es mayor a la esperada. Esto también está demostrado por la disponibilidad de vacunas. Es decir, se colocan todas las vacunas disponibles, no hay vacunas sin utilizar.

-¿Cuál es la situación de la variante Delta en la provincia?

-No hemos diagnosticado ninguna persona con esta variante en Córdoba. Tampoco hemos recibido a viajeros del exterior, al menos por el aeropuerto. A la vez, tampoco hay circulación en el país, aunque sí se han detectado casos en Ezeiza. Más allá de eso, la circulación de esta variante es cuestión de tiempo. Con las otras variantes ha ocurrido lo mismo. Es el caso de la de Manaos, que hoy es la predominante.

-Algunos especialistas consideran que, frente a la inminente circulación de la variante Delta, sería conveniente aplicar más segundas dosis que ampliar el espectro de vacunados con la primera, ¿qué opina al respecto?

-Creo que hay que avanzar sobre las dos cosas. En la medida en que haya disponibilidad para segundas dosis, deberían colocarse. Pero también es importante vacunar con la primera a la mayor cantidad de personas posible, ya que está demostrado que eso disminuye la circulación de la variante prevalente. En este momento, la circulación del virus se da en personas jóvenes. Los grupos etarios de más edad se han vacunado prácticamente todos, por lo que hay que avanzar en los dos sentidos.