Se trata de la primera residencia para ancianos de la localidad y que tiene capacidad para albergar a 12 residentes.

La obra fue ejecutada por el gobierno local, en el predio del ferrocarril, refuncionalizando parte de los espacios y la construcción de un nuevo edificio aledaño.

“El lugar cuenta con habitaciones para mujeres, hombres, baños, cocina, comedor amplio, enfermería y oficina de secretariado”, precisaron.

Asimismo, se explicó que por ser una entidad municipal quienes allí residan abonarán un canon, cuya cifra se estipulará según la situación socioeconómica del abuelo y su familia.

“Como requisito principal se pide que el abuelo resida en el pueblo o tenga familia con domicilio en Charras”, se informó.

El acto inaugural será el viernes a las 14.30.