Policiales | Chirino | Holmberg | joven

A una semana de la muerte de Chirino, en la causa todavía no hay imputados

El padre del joven ampliará la denuncia que realizó el domingo pasado. El fiscal solicitará informes sobre los teléfonos de los involucrados. El Ejército denunció y suspendió a once militares

A una semana de la muerte del subteniente Matías Ezequiel Chirino en el cuartel del Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres, no hay imputados y recién esta semana la Justicia Federal avanzará con la incorporación de varios testimonios; entre ellos, el de la novia del joven de 22 años, mientras que su padre ampliará la denuncia realizada el domingo pasado, en la que apunta a los once oficiales que organizaron la fiesta de bienvenida.

El joven militar, oriundo de Holmberg, fue obligado a consumir bebidas alcohólicas durante el ritual de bautismo realizado en la noche del sábado.

Ezequiel Chirino, papá de Matías, denunció que su hijo y los otros dos subtenientes que ingresaban el lunes al regimiento en su primer destino luego de la formación en el Campo de Mayo, fueron arrojados a una pileta cuando la temperatura era extremadamente baja. Eso podría haber producido un cuadro de hipotermia que luego derivó en la muerte de Chirino.

El joven militar fue encontrado inconsciente en la madrugada del domingo y, si bien fue reanimado, llegó sin vida al Hospital San José. Según la autopsia, falleció por una broncoaspiración.

Chirino, quien se encontraba en Paso de los Libres, recibió un llamado alrededor de las 7 de la mañana del domingo pasado, señaló que “con toda frialdad me dijeron que venga que su hijo está muerto”.

Antes de emprender el regreso a Holmberg con su hijo muerto, Chirino realizó una denuncia en Gendarmería.

Matías fue velado el lunes pasado en medio de escenas de dolor y consternación de familiares, amigos y vecinos de Holmberg.

El martes, el padre del joven militar denunció que a su hijo “lo mataron” y que fue un hecho de “abuso de autoridad”, apuntando a los once oficiales que organizaron el ritual. Ese mismo día, el Ejército por decisión del Ministerio de Defensa, los suspendió por presunta “falta gravísima”.

El jueves, el Ejército denunciaba que investigue la presunta comisión del delito de abandono de persona, según lo establece el Art. 106 del Código Penal de la Nación, en el que habría incurrido personal militar perteneciente a ese organismo.

Paralelamente, el jefe de la fuerza, general de división Guillermo Pereda, se llegó al Batallón de Arsenales de Holmberg y se reunió con el padre y Ariana, donde expresó su solidaridad y respaldo para llegar a la verdad.

El fiscal Fabián Martínez pedirá información a las compañías telefónicas para obtener datos sobre los celulares de los involucrados en el hecho. Además, citará a la novia, Valentina Palma, para que declare como testigo.

La familia de Matías está destrozada y no encuentra consuelo.