Policiales | Chirino | denuncia | militar

Chirino ampliará la denuncia contra los oficiales por la muerte de su hijo

El padre del joven aportará a la Justicia nuevos datos que fue recibiendo en los últimos días. El fiscal federal de Paso de los Libres solicitó una serie de medidas para avanzar en la investigación

La familia de Matías Chirino ampliará la próxima semana la denuncia contra los once oficiales que participaron de la fiesta de iniciación o bienvenida que terminó con la vida del joven militar en el cuartel del Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres.

Ezequiel Chirino aseguró: “Vamos a ampliar la denuncia en Paso de los Libres la semana que viene, por cosas que me fui enterando y por los chats del teléfono”.

La familia tiene previsto viajar a la ciudad correntina durante el fin de semana para realizar la presentación junto con sus abogados en los primeros días de la semana que viene.

Incluso el fiscal federal de Paso de los Libres, Fabián Martínez, tiene previsto sumar su testimonio a la investigación, junto con una serie de diligencias que se ordenaron durante los últimos días.

Martínez, en diálogo con Puntal, sostuvo que se comenzó el análisis de la presentación efectuada por el Ejército, al igual que la autopsia realizada al subteniente de 22 años.

“Por el momento estoy muy conforme con el avance del proceso”, señaló Chirino.

En diálogo con Radio Dos de Corrientes, Chirino calificó de “mangas de cobardes” a los oficiales que organizaron el ritual de bienvenida que terminó con la vida de su hijo Matías.

“Son una manga de cobardes, en especial Facundo Acosta, que es uno de los cabecillas y responsables de todo esto”, disparó Chirino.

Son una manga de cobardes, en especial Facundo Acosta, que es uno de los cabecillas y responsables de todo esto Son una manga de cobardes, en especial Facundo Acosta, que es uno de los cabecillas y responsables de todo esto

Autopsia

El subteniente oriundo de Holmberg murió el domingo a la mañana en el Hospital San José de Paso de los Libres, al que llegó en una ambulancia del Grupo de Artillería de Monte 3 por una broncoaspiración, según la autopsia.

A las 6, el subteniente Gerardo Bautista, que realizaba una recorrida por la guarnición, lo encontró descompuesto. Llamó a una enfermera, que advirtió que Chirino estaba inconsciente y con el pulso muy bajo.

En el camino, la enfermera comenzó con las tareas de reanimación al advertir que Chirino estaba cada vez peor.

Los médicos indicaron que el cuerpo del joven oficial tenía un fuerte olor a alcohol al momento del examen. Los peritos revisaron minuciosamente al subteniente y no hallaron ningún tipo de lesión.

Los forenses tomaron muestras de la cavidad torácica para nuevos estudios y también humor vítreo para establecer el grado de alcoholización que presentaba Chirino al momento de su muerte.

En la fiesta de iniciación, Chirino fue obligado a tomar y “hacer fondo blanco” con las bebidas alcohólicas que les habían pedido a los tres nuevos oficiales que ingresaban a la repartición.

El papá del malogrado militar se reunió el jueves pasado en el Batallón de Arsenales de Holmberg con el jefe del Estado Mayor del Ejército, general de División Guillermo Olegario Pereda, quien le expresó que la fuerza se pone a disposición de la familia y que, además de la investigación interna, realizó una denuncia para que esclarezca el lamentable hecho.

“Por consecuencia de unos irresponsables hoy no tengo más a mi hijo, una persona muy querida y respetuosa. Pido justicia, porque queremos saber la verdad y que paguen quienes tengan que pagar. Nadie me va a devolver su vida, pero que se haga justicia”, posteó Chirino junto con un video que le acercaron los compañeros de formación en Campo de Mayo.