Policiales | ciberdelitos | fraude | Estado

Ciberdelitos: para la Defensoría, "el principal responsable es el Estado"

El ombudsman riocuartense, Ismael Rins, consideró que existe un fomento compulsivo hacia lo virtual que en contrapartida no ofrece garantías frente a delitos propiciados por la inseguridad digital. Aumentan las denuncias por estafa

“El paradigma de la virtualidad nos dice que es totalmente seguro. De hecho, tenemos la plata en el banco donde el Estado no te deja opción: todo hay que hacerlo desde la virtualidad. Y por otra parte, de manera absolutamente voluntaria, nos aferramos a aplicaciones que nos dicen qué tenemos que hacer, cuántos vasos de agua tomar, etcétera. Y el Estado tiene una gran responsabilidad en mandarnos compulsivamente al mundo virtual, pero no la asume ni en la investigación de los casos de inseguridad virtual ni tampoco en un rol fundamental que tiene, que es, que a la hora de votar nos mandan con lápiz y papel. Entonces es ahí en donde se quiebra todo el paradigma de la seguridad virtual”.

Enfático sobre el tema, el defensor del Pueblo de Río Cuarto, Ismael Rins, se muestra encendido ante una realidad que lamentablemente deja víctimas casi a diario: los ciberdelitos. Sostiene que junto a los reclamos por servicios públicos y salud, encabezan el ranking de las denuncias más recurrentes en la Defensoría local y resalta la necesidad de que tanto el Estado como los bancos respondan frente a este tipo de ilícitos, por considerar que en el “mientras tanto” las estafas son funcionales al negocio financiero.

“Creo que a esta situación la dejan correr porque no se le otorga responsabilidad a quién debe atribuirse: en este caso, los bancos. Porque en este mundo de la virtualidad todos nos dicen que es seguro, pero nadie se hace cargo. Y el Estado es el principal responsable. Segundo, las empresas financieras, que las dejan correr porque es dinero que se mueve y les reditúa”, manifestó Rins. Y agregó: “Por ejemplo, hemos advertido casos dantescos en donde sacan créditos a nombre de una persona y se transfieren los fondos. Y el titular de la cuenta debe seguir pagándola. Ése crédito es producto de un delito”.

Reclamos dificultosos

Rins también se refirió a los obstáculos que un usuario encuentra al momento de denunciar un delito de este tipo ante una compañía financiera.

“En cada estafa virtual hay una plataforma financiera de por medio y el denominador común son los empresarios que terminan haciendo plata con las estafas”, manifestó.

Por último, instó a los ciudadanos a realizar el trámite de desconocimiento de compra ante eventuales irregularidades porque el consumidor debe tener garantías en cuanto al deber de custodia de las financieras.

“Cuando los bancos empiecen a perder plata, inmediatamente van a aparecer los sistemas de mayor seguridad”, consideró el ombudsman.