Río Cuarto |

Cincuenta lentes para alumnos del colegio Bernardino Rivadavia

Con el trabajo de la Fundación Argentina de Retinosis Pigmentaria y el proyecto RemediArte local, los chicos del barrio sin cobertura médica pudieron acceder a los elementos para ver y estudiar mejor

A fines del año pasado se realizó en el colegio Bernardino Rivadavia una serie de controles por parte de la Fundación Argentina de Retinosis Pigmentaria para conocer cuál es la situación de los niños del sector con relación a su salud visual. Junto al proyecto RemediArte que coordina la oftalmóloga Laura Fernández, llegaron al barrio Islas Malvinas y gestionaron lentes para todos los pibes que requerían ayuda para ver mejor.

El proyecto fue acompañado por organizaciones sociales que se desempeñan en el sector y por el partido Respeto, que ayudó en el desarrollo de las actividades. En diálogo con PUNTAL, el referente del partido, Pablo Carrizo, comentó que ahora se ha comenzado con la etapa final de entrega de lentes a más de 50 alumnos del Bernardino Rivadavia.

“Con esta entrega se cierran las actividades realizadas en el sector de La Cava e Islas Malvinas, luego de la entrega de lentes en el Comedor Ilusiones, ahora se les da a los alumnos del Rivadavia que se hicieron los controles a fines del año pasado”, explicó el referente de la ONG Movimiento Trabajo de Hormigas que realiza sus actividades en el sector de Islas Malvinas, La Cava, Cola de Pato y Malvinas Norte, barrios próximos al Rivadavia.  

“Fue más difícil esta etapa, porque antes de la entrega se articula con las ópticas el trabajo que realiza cada uno: los que entregan los cristales, los fabricantes que nos facilitan los marcos, y las ópticas que hacen los ensables y adaptación”, dijo Carrizo, y precisó: “En este caso, se nos complicó con las ópticas y se coordinó para que Padula en Río Cuarto nos facilitara los costos para poder entregarles a los chicos los lentes”. 

Carrizo puntualizó que esta segunda etapa se concretó con el pago de un aporte de Respeto, “no hubo un día de distribución, como se hizo en el Cola de Pato, sino que cada chico se va acercando a la óptica para retirar el suyo”, indicó. Señaló que de este modo se aseguraron que los chicos tuvieran otro control en la óptica y se gradúe mejor la lente.



Avances



Desde RemediArte y la Fundación Argentina de Retinosis Pigmentaria se coordinó todo el trabajo para que los chicos pudieran contar con estos elementos. “La idea es seguir y elegir otra institución educativa pública de la ciudad; el esfuerzo de un día de trabajo tiene resultados maravillosos y cada vez que hagamos nuevas actividades como esta nos saldrá mejor”, afirmó Carrizo, quien detalló que “seguramente se buscará en el sector de Alberdi o en el sur”. 

Se entregaron 50 anteojos, que representan un número alto con relación a la población del Bernardino Rivadavia, “porque en general es sólo el 6% de la población de las escuelas el que necesita lentes, en este caso llegó a niveles más altos”, explicó el miembro del Movimiento Trabajo de Hormigas sobre la entrega. 

- Los anteojos ayudarán ahora a los chicos en sus estudios.

- Es bueno que coincidiera la entrega de los anteojos con el comienzo de clases, esa era un poco la idea, para que puedan estudiar mejor. El tema es que en el Ilusiones pudimos entregar los lentes en tres semanas y aquí se demoró más de 2 meses la entrega, porque nos implicó una larga búsqueda y la presentación de muchos papeles.