Policiales | Comerciante | defensa | sobreseimiento

Crimen de barrio Alberdi: consideran prematuro el pedido de sobreseimiento

Fue solicitado por el abogado del comerciante que asesinó a Antonio Villega. La querella dice que todavía faltan pruebas para investigar. Asegura que, como mínimo, habría exceso en la legítima defensa

El abogado de la familia de Antonio Villega, el joven de 30 años que fue asesinado por un comerciante en ocasión de robo en su local comercial de barrio Alberdi, consideró apresurada la medida del abogado del acusado de solicitar su sobreseimiento.

La semana pasada, Mariano Sampayo, abogado de Emiliano Daniel Tisera, solicitó a la Fiscalía de Instrucción de Tercera Nominación el sobreseimiento de su defendido, al justificar que actuó en legítima defensa cuando fue sorprendido por Villega junto con su cómplice en su local comercial de Luis Pasteur al 500.

Kevin Tamiozzo, representante de la familia de la víctima, indicó que “no hay pruebas contundentes que impliquen la desvinculación del comerciante o que haya actuado en legítima defensa”.

El crimen de barrio Alberdi es el único homicidio registrado en la ciudad en lo que va del año.

Agregó que “el mayor agravante que Villega recibió dos impactos de bala por la espalda”.

Tamiozzo sostuvo que la investigación está en plena etapa y todavía faltan recolectar diferentes pruebas, entre ellas la revisión de las cámaras de seguridad de la zona para determinar si había testigos o los disparos fueron en el exterior del negocio.

“Falta recolectar bastante prueba en el expediente, sobretodo que el comerciante no tiene la prisión preventiva, hay tiempo para recabar la prueba y estudiar en profudidad el caso”, sostuvo Tamiozzo.

Agregó que hay testigos que la querella propondrá para justiciar el supuesto exceso de legítima defensa del comerciante.

“Los disparos fueron acometidos por la espalda y por consiguiente no habría sido necesario disparar para matar por la espalda y dos veces”, expresó Tamiozzo, al considerar que se trataría de un caso de exceso en la legítima defensa.

Además, agregó que “hay testigos que podría haber sido afuera del local cuando se estaban fugando por lo que podría constituir un homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”.

En los primeros minutos del 9 de mayo, Villega, junto a un joven de 21 años, ingresaron al local de reparación y venta de accesorios de telefonía móvil de calle Luis Pasteur al 500, con fines de robo y fueron sorprendidos por el dueño, quien vive en la parte trasera.

Villega se habría trabado en lucha con Tisera y recibió dos impactos con un revólver calibre 22 que dieron en la zona dorsal de hemitórax derecho, sin orificio de salida. Cayó sin vida en el jardín de una casa de calle Oncativo al 100, a unos 200 metros del comercio.

En la presentación realizada la semana pasada, Sampayo indicó que hay elementos en la investigación para que se dicte el sobreseimiento de Tisera, quien está imputado de homicidio calificado por el uso de arma de fuego, aunque permanece en libertad.

El comerciante reconoció el hecho cuando declaró ante el fiscal Fernando Moine.

Tisera también está imputado por el delito de tenencia de arma sin autorización.

El cómplice de Villega fue detenido en las inmediaciones del lugar del hecho en la madrugada del 9 de mayo y estuvo arrestado hasta los primeros días de junio.