Río Cuarto | Concejo-Deliberante |

La mirada de Ordóñez, García y Paulizzi

Los presidentes de los tres bloques políticos que conforman en la actualidad el Concejo Deliberante opinaron sobre los tres años de gestión del Legislativo. 

Carlos Ordóñez, titular de la bancada de Cambiemos, aseguró que, en el último tiempo, el oficialismo ha empezado a ser menos desordenado, lo que permitió que por lo menos algunos proyectos del justicialismo sean tratados. 

“Seguimos insistiendo en que es una gestión que no dialoga y no genera acuerdos en lo legislativo para poder avanzar en proyectos de profundidad. No existe una agenda legislativa propiciada por el Concejo. Todo lo que se trata es enviado por el Ejecutivo”, afirmó Ordóñez. 

“No se discute sobre proyectos de desarrollo de la ciudad. Necesariamente, el Concejo debería servir para abordar problemáticas profundas en materia de desarrollo económico y social. No hemos tenido la oportunidad de discutir ningún tema de esa índole”, acotó.

Ordóñez cuestionó la falta de tratamiento de los proyectos de la oposición en las distintas comisiones que componen el Concejo Deliberante. 

“Presentamos infinidad de proyectos que deberían haber tenido tratamiento en las comisiones. No digo que es obligatorio que se aprueben todos los proyectos que presentamos, pero algunos deberían haber sido considerados, como el caso del expediente que presentamos para generar un seguro cambiario. Si se hubiera aprobado, hoy la deuda en dólares del Municipio sería menor”, resaltó. 

“No se ha abordado la creación del consejo de seguridad ciudadana ni la declaración de servicios esenciales. Tampoco se han analizado la propuesta para implementar el horario corrido en el comercio, la puesta en valor del Cementerio ni las sugerencias para evitar que los microbasurales sigan creciendo”, concluyó el radical Ordóñez.

Respeto

Por su parte, Patricia García, presidenta del bloque de Respeto, sostuvo que, en lo que queda de gestión, las tres bancadas deberán tratar de encontrar un norte que permita afrontar la terrible desocupación y pobreza que viven actualmente los ciudadanos. 

Paralelamente, García destacó que ha habido diálogo y consenso para aprobar ordenanzas como la bioconstrucción, la libreta sanitaria con perspectiva de género, la adhesión a la Ley Micaela y la creación de la oficina de adopción. 

“Está claro que los concejales (oficialistas) tienen la orden de no aprobar proyectos que requieran de recursos como el parador-hogar municipal, el cupo laboral trans, la constitución de un equipo para inspeccionar geriátricos, la construcción de viviendas, etcétera”, acotó. 

La concejala de Respeto también cuestionó algunos de los reconocimientos que se dieron en el Concejo, como el caso del exministro de Hacienda del gobierno de Macri, Alfonso Prat Gay.

La voz del oficialismo

La presidenta del bloque oficialista, Leticia Paulizzi, consideró que el Concejo Deliberante tiene más proyectos en el haber que en el debe, aunque admitió que siempre hay cosas por perfeccionar. 

“A nivel social, destaco la regulación de las autoescuelas, una demanda importante de quienes se dedican a dar cursos de manejo. La normativa de supermercados y autoservicios también fue un avance y vino a dar respuestas a los referentes del sector. Otro aspecto importante es la regulación de los geriátricos, ya que se trata de una preocupación de la comunidad. Además, debo nombrar el Observatorio Permanente de Migrantes, la adhesión a la ley de fomento del uso de la bicicleta, la regulación de los food-trucks y la creación de los consejos de Adulto Mayor, Género y Niñez”, enumeró Paulizzi. 

La concejala justicialista agregó que se han dado pasos importantes en materia de medioambiente con la aprobación del Consejo del Arbolado y con la creación del registro de árboles históricos, además de la sanción del Código de Higiene Urbana. 

Seguidamente, resaltó que se aprobaron proyectos de la oposición, como el que plantea la regulación de la producción de cervezas artesanales y la incorporación de alternativas no tradicionales de construcción, entre otros. 

Paulizzi recordó que el Concejo Deliberante ha entregado una importante cantidad de ayudas económicas y valoró el trabajo de los ediles y de la asistente social abocada a la tarea de constatar la existencia real de las necesidades planteadas por los vecinos que acuden al Legislativo.

Pendientes

“Hay cuestiones pendientes como la instalación de los códigos QR en los edificios históricos de la ciudad, un proyecto que me presentó un profesor de historia y que aprobamos en el Concejo. También falta que se cumpla el proyecto que presenté para que no se dé de baja a un comercio hasta tanto el dueño limpie la fachada. Asimismo, junto al concejal Ordóñez presentamos un proyecto que todavía no se aprobó para que se limpien todos los cables en desuso que hay en la ciudad, empezando por el centro”, describió. 

Por último, la concejala oficialista aseguró que “más del 90% de los proyectos aprobados fueron votados por unanimidad, lo que muestra la aceptación de los bloques opositores”. 

“Siempre hay que tener una apertura con relación a las propuestas de la oposición. Me comprometo, en lo que queda de gestión, a hacer un esfuerzo para ver lo que a veces uno no ve y de esa manera seguir desarrollando una actividad cada vez más profesional”, finalizó Paulizzi.