El Concejo aprobaría hoy el proyecto de ordenanza para que los beneficiarios de los programas de viviendas y terrenos municipales puedan acceder a planes de pago para regularizar las cuotas que deben, de manera similar a lo que sucede con los impuestos comunales. 

La medida busca que los adjudicatarios regularicen su situación, debido a que actualmente hay un importante nivel de morosidad. En total, teniendo cuenta únicamente los programas de casas de clase media y social, son 340 los deudores. 

Estela Concordano (PJ), presidenta de la Comisión de Economía del Concejo, aseguró a Puntal que la mayor morosidad se da en el plan de viviendas de clase media, de alrededor de 500 cuotas, en el que casi 300 beneficiarios están debiendo cuotas. 

“La novedad es que a partir de ahora se van a poder regularizar con el mismo régimen que de los impuestos municipales. De esta manera, quienes se acojan al beneficio tendrán un 30% de descuento sobre el total de los intereses por pago contado. Además, se da la posibilidad de pagar la deuda en entre 3 y 48 cuotas y a través de debido automático”, detalló Concordano.