Río Cuarto | Concejo | presente | situación

Chasqui

Polinori, inquieto por los números de la caja de jubilaciones. Carrizo y un festejo preocupado. El apoyo incondicional

Polinori, inquieto por los números de la caja de jubilaciones

Héctor Polinori es empleado de la Municipalidad de Río Cuarto desde hace muchas gestiones y desde hace cuatro años está designado a comisión en el Concejo Deliberante, pedido por el bloque de Cambiemos.

La de Polinori es la misma situación que la de varias docenas de militantes que ingresaron al municipio con cargos políticos y luego fueron nombrados como planta permanente.

En el caso de los radicales de Cambiemos, muchos fueron los que sin lugar en las áreas donde fueron nombrados por Jure, recalaron en el Concejo con esta particularidad de no tener, por el gran número que son y porque no cumplen ninguna función, ni siquiera tienen lugar para sentarse.

Como en esta nueva gestión se les obliga a los empleados que cumplen tareas en el Concejo, a fichar su ingreso y su salida con sus huellas digitales, es llamativo ver cómo llegan todos juntos antes de las 7, marcan el presente y se van hasta regresar a las 13 a marcar sus salidas.

Hay un grupo que luego de dar el presente se retira a realizar su tareas personales (hasta en algunos casos tienen trabajos formales en el mismo horario en que deberían estar cumpliendo sus tareas en el municipio), pero otro grupo, entre donde se encuentra el propio Polinori, se reúnen por largas horas en el café de un hotel que está a la vuelta del Concejo Deliberante, para matar las horas del día y regresar a marcar su salida.

Entendiendo que esa será su función hasta que llegue el fin de su vida laboral, a Polinori se lo vio en los últimos días muy activo en los grupos de wathsapp radicales y en las redes sociales, preocupado por los recursos de la caja de jubilaciones de la provincia.

El “Gordo”, como lo conocen desde sus años de militancia, marcó enfáticamente el aporte del presupuesto que el gobierno provincial viene utilizando para publicidad del Estado, diciendo que esos recursos deberían ser usados para mejorar las jubilaciones.

“Lo que pasa es que Polinori ya está pensando en la jubilación”, dijo un compañero de café, a lo que un empleado que sí trabaja en el Concejo le respondió: “Él ya está jubilado desde hace al menos 12 años, cuando ingresó al municipio, por lo que no debería preocuparse. Además estaría bueno que calculara todo lo que él le costó al Estado municipal sin hacer nada y se daría cuenta de la cantidad de cosas que se hubieran podido hacer con esa plata”.

Carrizo y un festejo preocupado

Juan Pablo Carrizo fue uno de los grandes ganadores de las elecciones en Río Cuarto

El candidato encabezó la única fórmula que sacó más votos en relación a las elecciones del 2016 y tendrá en la próxima conformación del Concejo Deliberante dos bancas, de las cuales una ocupará él personalmente.

Más allá de esto, los que lo conocen dicen que el festejo estuvo teñido con un manto de preocupación por su situación judicial y el juicio que deberá afrontar en los próximos meses por supuesta agresión a su pareja embarazada.

El domingo pasado por la noche, Carrizo fue a saludar al intendente electo Juan Manuel Llamosas en plenos festejos y según testigos de ese saludo le agradeció por no haberse metido en campaña con su delicada situación personal.

¿Cuál fue la respuesta del intendente? “Esas son cosas que deberá definir la justicia”.

El apoyo incondicional

Juan Manuel Llamosas destacó siempre el apoyo de su familia. Desde el momento en que se lanzó a la aventura de ser intendente se “aferró siempre a los suyos para poder mantener el equilibrio necesario para gobernar”, según él mismo dijo en más de una oportunidad. Dentro de ese grupo se encuentra muy presente su padre. El “Chachi” está siempre en primera fila en los momentos clave de la política de su hijo y obviamente que el pasado domingo, en los festejos por la reelección, dio el presente y vestido para la ocasión.