Arquitectura | contacto | luz | casa

Patio de luz, un oasis en casa

Un patio de luz es otro espacio para disfrutar en tu hogar. Una zona que, intervenida correctamente, te permitirá disfrutarlo a lo largo de todo el año.

Los patios de luz o patios internos son una gran oportunidad para tener un ambiente que nos conecte con el exterior, para disfrutar cuando la temperatura sube y también para llenar de vida nuestro hogar. Desde el punto de vista del diseño los patios internos permiten articular y comunicar los distintos sectores de la casa.

En la mayoría de las viviendas donde no se piensa en los patios de luz como herramienta de diseño, terminan siendo espacios vacíos como respuesta a requerimientos de código de edificación, que nos obliga a incorporar aire y luz a los ambientes cuando el terreno es pequeño. Sin embargo, debemos pensarlos como aliados en la decoración, que nos permite transformarlos en el centro de la vida de nuestra vivienda. De esta manera, integrándolo a nuestro hogar encontrarás en él una forma novedosa, original y muy natural de decorar tus interiores.

Lo primero es cambiar la forma en la que percibimos estos espacios haciéndolos parte, una pieza principal del diseño de nuestros hogares, y así aprovechamos todos los beneficios maravillosos que conlleva tenerlos.

Al diseñar una casa en torno a un patio de luz o patio interno se crea un espacio interior descubierto que permite que toda la casa reciba aire, luz y sonido, llevando la sensación de exterior hacia adentro.

Climatización eco-friendly

Nos hemos acostumbrado a climatizar las viviendas por medios artificiales como calefactores, radiadores, aires acondicionados, etc. Abusamos del uso de energías, no siempre renovables.

Los patios de luz permite que toda la casa reciba aire, luz y sonido - Imagen Pinterest.jpg

La ventilación es uno de los puntos que más se destacan en los patios internos, es un espacio que conecta con el exterior que puede marcar una gran diferencia en una casa. Los patios actúan como una alternativa de enfriamiento pasivo, ya que permiten la entrada y salida de corrientes de aire, generando una ventilación natural. El aire que ingresa circula por la casa, refresca los ambientes y termina saliendo por el patio interno. Igualmente lo hará en el recorrido inverso.

El patio de luz es un espacio que conecta nuestro hogar con el exterior, es una gran apertura que nos trae luz, con la ventaja de estar dentro de nuestra casa. El patio de luz es un espacio que conecta nuestro hogar con el exterior, es una gran apertura que nos trae luz, con la ventaja de estar dentro de nuestra casa.

También cumplen un rol importante frente a la presencia de fuertes vientos. En los patios internos la velocidad de las corrientes de aire se estabiliza. Desde allí se distribuye y circula por en el resto de los ambientes de interiores, sin provocar ráfagas de viento incómodas. El patio de luz genera un microclima interno muy confortable que permite amortiguar las temperaturas extremas y son un verdadero regulador natural del clima.

Contacto con el afuera

Los patios de interiores nos dan la posibilidad de ponernos en contacto con lo que pasa afuera. No todos tienen en cuenta la importancia de estar conectados con el exterior. Los beneficios que supone poder vencer la sensación de encierro ayudan a mejorar nuestra percepción de las cosas. De acuerdo con su tamaño los patios de luz podrán incluir fuentes de agua, piletas, parrillas, vegetación, bancos, mesas y hasta una huerta orgánica. El único límite es la imaginación.

Un patio interno es una de las mejores formas de llevar la naturaleza a nuestra casa - Imagen Pinterest.jpg

La vegetación como aliada

Una de las grandes ventajas de un patio interno es que es una de las mejores formas de llevar la naturaleza a nuestra casa, rincón ideal para llenar de plantas. Si bien el verde no es una condición obligatoria, no debemos descuidar este aspecto.

Si destinamos un sector de tierra para poner vegetación o macetones, para minimizar el mantenimiento, estaremos en presencia de una casa con jardín interior. Habremos ayudado así a darle otro carácter al espacio, transformándolo en el pulmón verde de la casa. Tener esa gran vista es sinónimo de tener a la naturaleza dentro de casa. El contacto con la naturaleza es bueno para los habitantes del hogar y, especialmente, genera un estilo muy moderno en cualquier habitación.

La luz natural es una de las grandes ventajas de los patios internos - Imagen Pinterest.jpg

Diseño biofílico

Los patios de luz son grandes aliados del diseño biofílico. Recordemos que este tipo de diseño propone insertar aspectos de la naturaleza en la construcción de edificios y en el diseño de interiores, con el objetivo de reconectar a las personas con la naturaleza.

Este tipo de diseño arquitectónico ayuda al bienestar de las personas, para que se sientan en armonía con el entorno que las rodea. Aportando positivismo, tranquilidad, calma y energía. El diseño biofílico genera una arquitectura orientada a la felicidad y, aplicado en una escala doméstica, usar el recurso de patios internos tiene todo el sentido del mundo.

Un patio de luz puede ser un lugar ideal para relajarse y escaparse de la rutina de todos los días. También un espacio verde donde cultivar nuestras más preciadas especies, el eje de circulación de una casa, un refugio para leer nuestro libro preferido, o un escape visual cotidiano. Depende de nosotros aportarle ese carácter, aprovecharlo en su totalidad y darle el poder de transformar nuestros espacios.

POR: ARQ. ANTONELA VARRONI - Mat. 1-11936