Provinciales | Córdoba |

El predio del enterramiento de Córdoba ya utiliza biocombustibles

Piedras Blancas usa B20 para su flota de maquinaria pesada. Estiman que el promedio mensual será de 70 mil litros

En Córdoba capital, el predio de enterramiento de Piedras Blancas y del Parque de Economía Circular comenzó a utilizar biocombustible B20 para la alimentación de la maquinaria pesada que opera en ese sector ubicado a la vera de la ruta 36.

Se trata de un combustible diésel formado por 20% de biocombustible elaborado a partir de aceite de soja, con el que la Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los Residuos del Área Metropolitana de Córdoba (Cormecor SA) alimenta a retroexcavadoras, motoniveladoras, palas mecánicas y una gran máquina chipeadora que se encarga de triturar troncos, ramas y todo tipo de restos verdes, entre otras máquinas de gran porte. En las primeras semanas ya se consumieron más de 30 mil litros de biocombustible B20 y las autoridades de Cormecor estiman que el promedio mensual rondará los 70 mil litros. Además, calculan que ese número podría duplicarse cuando se intensifiquen los trabajos tendientes a incorporar definitivamente las 43 hectáreas expropiadas para extender la vida últil del predio por 10 años más. “Es un gran avance en este proceso de cuidar el ambiente y mejorar nuestros hábitos de consumo. Estamos en una etapa inicial que viene dando buenos resultados”, explicó Julio Bañuelos, titular de Cormecor.

Por su parte, el secretario de Biocombustible y Energías Renovables de la Provincia de Córdoba, Sergio Manzur, explicó que esta iniciativa se desarrolla en el marco del plan de migración de flotas públicas a Biocombustibles, uno de los objetivos de la ley promulgada en 2020 que es la ley de promoción de biocombustible de bioenergías, economía circular y bioeconomía.

En este marco, autoridades de la Municipalidad de Córdoba, Cormecor, Epec y el gobierno provincial firmaron un convenio de adhesión para que la firma Oreste Berta lleve adelante el seguimiento y análisis acerca del funcionamiento de los motores a partir de la utilización del biocombustible B20. “Es un proceso de auditoría sobre las maquinarias, en unos meses tendremos un informe que será muy útil ya que nos permitirá mostrar los resultados de esta experiencia. Será muy importante no solo para Cormercor, sino para la sociedad en general”, añadió Bañuelos.

“Nuestro trabajo consiste en el seguimiento y viabilidad técnica del funcionamiento mecánico en los motores con este combustible. Además, a partir de esto se pueden realizar futuras acciones, como por ejemplo, mediciones de estos biocombustibles que pueden ser muy útiles para saber dónde estamos parados, cómo emiten los gases contaminantes y cómo nos vamos a ver beneficiados con esta nueva incorporación”, explicó Berta.