Regionales | Córdoba | Maltrato animal | Hermes Moreyra

"Es muy triste quedar en medio de una situación así por mi hermano"

Dijo Ariel Moreyra, intendente de Ucacha y hermano del hombre del video que trascendió en las redes sociales, en donde se observa como Hermes Moreyra atacó brutalmente a un perro en un barrio cerrado en Villa Allende

Sigue la conmoción en la provincia de Córdoba ante el grave hecho que trascendió en las redes, donde se observa a una persona que atacó brutalmente a un perro en un barrio cerrado de Villa Allende.

El hecho ocurrió en febrero, pero las imágenes se dieron a conocer recientemente.

El autor del hecho es Hermes Moreyra, quien fue identificado por el Colegio Veterinario de Córdoba, a quien denunciaron en el año 2022 por ejercicio ilegal de la medicina veterinaria, ya que poseía un negocio de ese rubro con nombre “Caminos”, según fuentes oficiales.

La titular del Colegio Médico Veterinario provincial, Natalia Elstner, dijo a Cadena 3 que hay varias acusaciones por “ejercicio ilegal de la profesión". El Municipio clausuró preventivamente el local del involucrado.

Hermes habría adulterado la matrícula de su hermano, Ariel Moreyra, actual intendente de Ucacha, quien desconocía en absoluto esta situación y salió a aclarar qué pasó entre él y su pariente.

Confirmó que desde hace mucho tiempo cortó el contacto con él y que mucho menos ahora pretende retomarlo: “No quiero hablar porque estoy muy dolido. Se cortó todo cuando me pidió ser regente y le dije que no, como voy a ser regente si vivo acá. Como veterinario me siento profundamente triste. No pude ver ese video, vi solo una parte”, señaló con resignación en diálogo con FM Vox 103.3 de Ucacha.

No quiero hablar porque estoy muy dolido. Se cortó todo cuando me pidió ser regente y le dije que no, como voy a ser regente si vivo acá. Como veterinario me siento profundamente triste. No pude ver ese video, vi solo una parte No quiero hablar porque estoy muy dolido. Se cortó todo cuando me pidió ser regente y le dije que no, como voy a ser regente si vivo acá. Como veterinario me siento profundamente triste. No pude ver ese video, vi solo una parte

Al mismo tiempo, dijo: “Se ha ejercido una violencia de parte de mi hermano para con un animalito y ahí se deducen un montón de cosas que tienen que ver con un ejercicio ilegal de la medicina veterinaria. Se habrían cambiado los nombres y habria modificado datos”.

En diálogo con la emisora local, relató que hace más de un año y medio, su hermano le había solicitado si podía ser regente de su veterinaria, Ariel Moreyra se negó a esta petición, ya que él no residía allí en Córdoba Capital, sino en Ucacha.

“Obviamente ahí, en ese momento se quiebra la relación ya que no aceptó que le dijera que no, porque yo responsablemente le digo que no es así y él empieza a trabajar de esta manera ilegal”, destacó en FM Vox 103.3 y agregó: “Yo tenía una veterinaria en Córdoba, después volví a la vida de pueblo que me gusta. Cuando yo me estaba despidiendo del trabajo allá, él trabajó en la veterinaria, hacia algunas horas como chofer y limpieza, había otros veterinarios. Yo ahora no tengo ningún vínculo con esta veterinaria. Yo nunca supe que él ejercía la medicina veterinaria de manera ilegal”.

Yo ahora no tengo ningún vínculo con esta veterinaria. Yo nunca supe que él ejercía la medicina veterinaria de manera ilegal Yo ahora no tengo ningún vínculo con esta veterinaria. Yo nunca supe que él ejercía la medicina veterinaria de manera ilegal

Desde el barrio privado publicaron un comunicado en el que confirmaron que el perro no murió, como circuló en las redes sociales, y adjuntaron una fotografía del can con una hora posterior a la de las cámaras de seguridad.

No obstante, la Justicia tiene que comprobar que esto es así y que en animal sigue con vida.

En el comunicado del barrio también remarcaron que ellos mismos contrataron al veterinario, sin saber que ejercía de manera ilegal su profesión, para que sacara del barrio a un grupo de perros callejeros, que generaban temor entre algunos vecinos.

Además trascendió que uno de esos canes había atacado y matado a una de las mascotas de un vecino del barrio.

La fiscal Liliana Copello inició una causa judicial a partir de un video viralizado de una paliza a un perro.