Río Cuarto | créditos UVA | Julia Irazoqui | Javier Milei

"No va a haber manera de que se puedan pagar los créditos UVA"

La abogada Julia Irazoqui, referente de los hipotecados UVA, indicó que el criterio que anticipó el presidente electo Javier Milei es una sentencia de muerte para aquellos que compraron su casa con esos créditos

Julia Irazoqui es abogada, referente de los hipotecados UVA, que desde hace tres años vienen batallando por una solución ante la suba desmedida de las cuotas y que acaban de desayunarse con la mala noticia de que el presidente electo, Javier Milei, descartó cualquier solución generada o financiada desde el Estado.

- ¿Cómo recibieron la definición de Milei de que los hipotecados UVA deberán hacerse cargo de su decisión de haber tomado esos créditos?

- Cae como un balde de agua fría porque trabajamos durante estos últimos tres años en la sanción de una modificación de la ley de créditos UVA, tanto en Diputados como en Senadores. Ya habíamos logrado la media sanción en Diputados, había pasado a Senadores, pasó el tamiz de la comisión de Finanzas del Senado y estaba en vistas de su aprobación para pasar nuevamente a Diputados. Por los dichos del presidente electo me parece que quedaría en la nada, con todo lo que eso implica para las familias que han tomado ese crédito. Pero pasando a una disquisición un poco más jurídica, estuve escuchándolo atentamente al presidente. Me parece que no le han pasado la carpeta todavía de los créditos UVA porque ha errado en conceptualizaciones que son bastante graves. En primer lugar los hipotecados ya saben que el problema no es la tasa de interés, como lo dijo el presidente, sino la actualización que se aplica al capital que se prestó en su momento, que aplica una alícuota diaria, que es el UVA, que tiene un componente altamente inflacionario que es el CER.No solo estos créditos tienen un interés sino que también tiene esta actualización que va de la mano con la inflación y que desde hace bastante años viene comiendo la relación cuota-ingreso. Estos créditos comenzaron con un 25 por ciento de relación cuota-ingreso y hoy están arriba de 50 o 55 por ciento.

- Esto los vuelve impagables.

- Totalmente. Y ni hablar si llegamos a una devaluación inminente, con un pico de inflación por encima del 200 o 250 por ciento, lo que es la sentencia de muerte para estos hipotecados.

- Bueno, el propio presidente electo ha anticipado un semestre muy duro y hay cálculos de una inflación de entre el 20 y el 30 por ciento mensual.

- Directamente no se va a poder pagar. No va a haber manera de que estas familias puedan pagar semejante desfajase en la relación cuota-ingreso, no existe manera. Vayamos advirtiéndole a la población que empiece a buscar, a asesorarse con abogados de su confianza para iniciar las acciones que crean pertinentes porque, desde mi humilde opinión, creo que de Diputados o Senadores no va a salir nada. Y me gustaría puntualizar en defensa de los hipotecados UVA: jamás escuché a ningún hipotecado UVA que dijera que quería que le regalen la cuota, ni ningún hipotecado UVA pidió un subsidio al Estado para que le solvente la cuota. Nunca ningún hipotecado me dijo eso ni privada ni públicamente. Lo que se solicitó durante todos estos años es que se le cumpliera a rajatabla lo que se les prometió desde los ámbitos publicitarios del Banco Central, del mismo presidente Macri en su momento, que hizo publicidad evidente y manifiesta de estos créditos y de los mismos bancos. Todos ellos decían que la relación cuota-ingreso no iba a superar jamás el 25 por ciento de los ingresos. Ya pasó ampliamente el 25 por ciento del ingreso de los hipotecados y seguimos en un sálvese quien pueda.

- ¿Tienen de dónde agarrarse los hipotecados para avanzar en una presentación judicial?

- Por supuesto. En lo que se equivoca el presidente electo, a mi humilde entender, es en esta posición absolutista de los principios liberales. Creo que vamos a acordar que una Nación bastante liberal es Estados Unidos, de hecho él en su campaña y en su relato electoral lo ha dicho varias veces. La autonomía de la voluntad como uno de los requisitos para que un contrato sea válido no es absoluta, ni acá ni en Estados Unidos tampoco. Estados Unidos es una de las naciones que mayor cantidad de acciones colectivas multimillonarias y sanciones multimillonarias ha aplicado a las grandes empresas y a los grandes bancos por contratos leoninos o cláusulas abusivas. Hay películas, documentales que uno puede ver en cualquier lado. Por eso creo que le están haciendo errar con respecto a la autonomía de la voluntad. La autonomía de la voluntad sirve cuando al contrato lo hacemos entre vos y yo, que somos dos personas iguales, en las mismas condiciones económicas y sociales, nos sentamos en una mesa y escribimos las cláusulas de un contrato. No es lo mismo: cuando vas al banco te ponen una hoja al frente y lo único que haces es firmar. Porque no pactas con el banco ni la alícuota, ni el interés, ni las cláusulas ni la forma de pago ni nada. Eso es un contrato de adhesión, que está protegido por la ley de defensa del Consumidor, acá, en la China, en Estados Unidos, en Brasil, en Chile. Se están olvidando de un detalle fundamental y es que las publicidades que se largaron en el año 2016 con estos créditos, y que el colectivo tiene certificado con escribano, manifestaban lo que estoy diciendo. El Banco Central y los bancos hacían publicidades prometiendo el límite del 25%. Entonces, no está bueno achacarle una conducta desprejuiciada o con falta de criterio a las personas de pie. A esa personas hay que protegerlas de los intereses económicos de las grandes empresas.