Río Cuarto | crimen | Cabrera | sospechoso

Elevaron a juicio por jurado popular el crimen del pintor de Cabrera

El hecho se produjo en noviembre de 2019 y tiene como imputado a Juan José Córdoba, que habría entrado a la vivienda para un robo y le quitó la vida a Bautista Prato, de 71 años. Será juzgado en la Cámara Primera del Crimen

La Fiscalía de Tercera Nominación, a cargo de Fernando Moine, elevó a juicio la causa por el asesinato del pintor Bautista Prato, de General Cabrera. El hecho será juzgado por jurado popular en la Cámara Primera del Crimen y aún no se sabe la fecha de inicio del proceso en los Tribunales de Río Cuarto.

Juan José Córdoba, que al momento de los hechos tenía 18 años, está detenido desde 2019 por el crimen del pintor ocurrido en la madrugada del 2 de noviembre de aquel año. Ahora llegará a juicio y será por jurado popular por violación de domicilio y homicidio en ocasión de robo.

Desde la Fiscalía, a partir de la investigación, consideran que Córdoba, único sospechoso del hecho, ingresó a la vivienda de Prato, de 71 años, con el objetivo de sustraer bienes del lugar. Allí habría sido sorprendido por la víctima y reaccionó violentamente contra Prato utilizando herramientas del pintor.

El hecho se produjo en la madrugada de aquel 2 de noviembre, en la vivienda de la calle Uruguay al 752, a dos cuadras y media de la plaza central de Cabrera.

Al día siguiente, el cuerpo de Prato fue encontrado sin vida al mediodía por su hijo, quien se llegó hasta el lugar porque su padre no respondía los insistentes llamados telefónicos realizados durante la mañana.

La víctima estaba en el patio de la vivienda, a la salida de la puerta de la cocina, con el rostro desfigurado. Fue una noticia que generó gran conmoción en Cabrera por ser un vecino muy reconocido en la localidad.

Investigación

Los investigadores sostienen que Córdoba habría ingresado por una vivienda que da a la calle y que en el momento del hecho estaba deshabitada, por refacciones. Desde allí, supuestamente llegó a un patio que conecta con la parte trasera de la propiedad y donde vivía el hombre de 71 años que recibió una golpiza letal.

De acuerdo con la investigación, las pisadas registradas sobre la sangre que había en el inmueble coinciden con un calzado utilizado por Córdoba. El fiscal Moine, a cargo de la instrucción, destacó que el trabajo científico, el relevamiento fotográfico de las huellas y los testimonios llevaron al grado de sospecha necesario para ordenar la detención del presunto autor.

Días después del hecho, Moine indicó al programa Puntal AM que en el lugar había mucha evidencia del autor. A las huellas de las zapatillas que habría en todo el inmueble se agrega un golpe que presentaría el sospechoso en una mano, compatible con el que le pudo haber causado la rotura del vidrio de una puerta por la que entró al domicilio de Prato.

Tras el hecho, y después de casi veinte horas de tarea investigativa, atraparon al principal sospechoso. Juan José Córdoba deambulaba a pocas cuadras de la escena del crimen cuando lo detuvo la Policía. El procedimiento se desarrolló en la intersección de 12 de Octubre y bulevar Buenos Aires, en Cabrera.

El pintor tuvo múltiples heridas cortantes y, según precisó Moine en aquel momento, “la característica es que habría sido agredido con un elemento filoso en la zona del rostro; de acuerdo al informe preliminar de la autopsia, la víctima no ha tenido ‘lesionología’ ósea, solamente muchos cortes en la zona del rostro”, detalló el fiscal.

Al haber quedado Prato acostado en el suelo, boca arriba, la abundante sangre emanada terminó provocándole una broncoaspiración. “Todo indica que en hechos de estas características, por la modalidad y la forma, habría habido primero un intento de robo”, evaluó Moine. Y agregó: “El motivo, aparentemente, es un delito contra la propiedad; la consecuencia posterior, que es la muerte de la víctima, se aprecia desde un punto de vista de la resistencia que pudo haber opuesto ante la presencia de un intruso en su domicilio”, sostuvo Moine en 2019.

Fortuna en el hogar

Luego del crimen que conmocionó a General Cabrera, comenzaron a evaluarse hipótesis de lo que motivó al homicida a atentar contra la vida del pintor de 71 años, considerando que nada se había sustraído del hogar. Si bien la figura plantea que el hecho se produjo en el marco de un robo, cuando realizaron la investigación encontraron en el lugar una gran cantidad de dinero.

En una dependencia de la casa se encontró una suma cercana a los 12 millones de pesos, por lo que una de las teorías de los investigadores es que el ladrón se sorprendió por la presencia de la víctima, lo atacó y escapó.

Con múltiples cortes, el hombre murió casi en el acto en medio de una abundante pérdida de sangre y ahora Córdoba, el único sospechoso del crimen, que se encuentra con prisión preventiva, deberá defenderse ante el jurado popular. Queda todavía por definirse la fecha del inicio del juicio.