Política | Cristina | magnicidio | curas

En su primera aparición pública, Cristina dijo "estoy viva por Dios y por la Virgen"

Lo afirmó ante un grupo de curas villeros y hermanas religiosas que fueron al Senado. También pidió: "Recen por mí que lo necesito" tras el intento de asesinato

La vicepresidenta Cristina Kirchner eligió un encuentro con curas villeros para hablar por primera vez sobre el intento de asesinato en su contra: "Siento que estoy viva por Dios y por la Virgen".

"Quería que mi primera actividad fuera con ustedes. Siento que estoy viva por Dios y por la Virgen. Y si estoy viva por Dios y la Virgen, debía hacerlo rodeada de curas villeros y hermanas", expresó la titular del Senado.

"Recen por mí que lo necesito", añadió en su primer mensaje en público tras el intento de magnicidio del 1 de septiembre, cuando el ahora detenido Fernando Sabag Montiel (ver Página 6) trató de disparar cerca de su cabeza con un arma mientras la Vicepresidenta saludaba a militantes frente a su departamento del barrio porteño de Recoleta.

Recen por mí que lo necesito Recen por mí que lo necesito

Sobre la misa de Luján

En la misma línea, se refirió a la misa que realizó el Frente de Todos el sábado pasado en la Basílica de Luján: "Me hubiera gustado estar, pero iba a haber mucha seguridad y no quería entorpecer con mí presencia lo que era un momento muy especial", expresó.

"Ustedes saben que el Papa Francisco me llamó bien tempranito al otro día de ese jueves (el 2 de septiembre). Estuvimos hablando por teléfono y me dijo algo así como que los actos de odio y de violencia siempre son precedidos por palabras y por verbos de odio y de violencia. Primero es lo verbal, la agresión; después ese clima va creciendo, creciendo y creciendo y finalmente se produce... Bueno", relató la titular del Senado ante los Curas en Opción por los Pobres y Hermanas, religiosas y laicas.

El Papa Francisco me llamó bien tempranito al otro día de ese jueves (el 2 de septiembre). Estuvimos hablando por teléfono y me dijo algo así como que los actos de odio y de violencia siempre son precedidos por palabras y por verbos de odio y de violencia. Primero es lo verbal, la agresión; después ese clima va creciendo, creciendo y creciendo y finalmente se produce... El Papa Francisco me llamó bien tempranito al otro día de ese jueves (el 2 de septiembre). Estuvimos hablando por teléfono y me dijo algo así como que los actos de odio y de violencia siempre son precedidos por palabras y por verbos de odio y de violencia. Primero es lo verbal, la agresión; después ese clima va creciendo, creciendo y creciendo y finalmente se produce...

Aunque prefirió no profundizar en el tema: "Yo no quiero hablar de eso, de ese día. Yo quiero hablar de mi país, de nuestro pueblo, de lo que ustedes ven y viven junto a los barrios. Lo decía Ignacio, desde la inflación, de los precios, de la necesidad de la gente, de lo que decía recién la Hermana, que la gente comía y comían en familia".

La ex mandataria enfocó su discurso al "orden" que, en sus palabras, tuvo su paso por la Casa Rosada: "Yo digo siempre que ese es el orden porque a mí me gusta también vivir en orden. A todos nos gusta el orden ¿no?".

"Para mí el orden que nosotros dimos en nuestro gobierno fue ese: el orden de que la familia coma toda junta, que los pibes vayan al colegio a estudiar, no a comer; que los obreros tengan su trabajo en la fábrica, el vendedor en su comercio, el comerciante. El orden de que cada uno esté haciendo lo que sabe y lo que tiene que hacer, ese es el orden. Por lo menos para mí ese es el orden. El orden de la pala, del palo y bala no me parece orden", expresó.

Por otra parte, la ex presidenta comparó el intento de asesinato en su contra con el que sufrió el Hipólito Yrigoyen el 24 de diciembre de 1929, cuando transitaba su segundo mandato como presidente de la Argentina. "¿Por qué traigo esto a colación? Porque me parece que tenemos que examinarnos nosotros mismos, la autopercepción que tenemos los argentinos de nosotros mismos. Y lo que somos, porque siempre hubo grupos, tal vez no mayoritarios, pero sí pequeños, pero de gran poder que quieren suprimir, eliminar al que piensa diferente", destacó.

"Para mí lo más grave fue haber roto un acuerdo social que había desde el año 1983. Yo siento que la recuperación de la democracia no fue solamente que podamos volver a votar y elegir a las autoridades. Yo entiendo que recuperar la democracia fue recuperar la vida".

Para mí lo más grave fue haber roto un acuerdo social que había desde el año 1983. Yo siento que la recuperación de la democracia no fue solamente que podamos volver a votar y elegir a las autoridades. Yo entiendo que recuperar la democracia fue recuperar la vida Para mí lo más grave fue haber roto un acuerdo social que había desde el año 1983. Yo siento que la recuperación de la democracia no fue solamente que podamos volver a votar y elegir a las autoridades. Yo entiendo que recuperar la democracia fue recuperar la vida

"Y la verdad que lo que pasó el otro día fue algo más, fue una ruptura. Una ruptura de eso que tenemos que volver a construir urgentemente".