Río Cuarto | Defensoría | votos | Rins

Al final, tres candidatos competirán por la Defensoría del Pueblo

Juntos por el Cambio presentó a Ismael Rins como postulante para que continúe un período más al frente de la institución. Por su parte, País propuso a Ivón Tesio, actual tribuno de Cuentas, y Respeto a Lucía de Carlos

Parecía que los candidatos iban a ser sólo dos. Sin embargo, ayer, cuando vencía el plazo para la inscripción de los postulantes, apareció un tercer nombre para ocupar la Defensoría del Pueblo. Así, al final, Ismael Rins fue propuesto por Juntos por el Cambio para renovar su mandato al frente de la institución; quienes buscarán lograr los acuerdos y arrebatarle ese puesto, aunque casi sin chances, son Yvón Tesio, del partido País, y Lucía de Carlos, en representación de la agrupación Respeto.

El cargo de defensor del Pueblo pertenece a la oposición; sin embargo, como la votación se produce en el Concejo Deliberante y el oficialismo tiene mayoría siempre es necesario una venia del gobierno de turno para que avance una candidatura.

Cuando comenzó a mencionarse que Rins buscaría un segundo mandato, desde el gobierno municipal deslizaron que había malestar con el actual ombudsman. No tanto por él sino por la actitud de su padre, el exintendente Benigno Rins, quien públicamente apoyó el reclamo del radicalismo de que había cuestiones poco transparentes en el operativo oficial para el escrutinio en las elecciones del 29 de noviembre.

El oficialismo acusó entonces a los radicales, y especialmente a Rins, de quebrar los acuerdos, lo que habilitaría a su vez al gobierno a hacer lo propio.

Sin embargo, en los últimos días, trascendió que el intendente Juan Manuel Llamosas, después del malestar inicial, decidió sostener el criterio que impulsó en 2016: que la Defensoría debe ser ocupada por la persona que elija la principal fuerza opositora, en este caso Juntos por Río Cuarto.

Eso liberó el camino para que Rins consiga un nuevo período en la institución.

Además, su candidatura llega más reforzada internamente que en su postulación original en 2016. Aquella vez, cada partido integrante de la alianza Cambiemos presentó su propio candidato a defensor. Es decir, ni siquiera había acuerdo interno para postular el nombre de Rins.

Ahora, la situación es distinta. Como todos los partidos de Juntos por Río Cuarto se encolumnaron detrás de la candidatura de Rins, el ombudsman se garantizó siete votos.

Para ser electo en primera vuelta necesita 13 votos, es decir dos tercios en el Concejo Deliberante. A Rins le harían falta al menos cinco votos oficialistas para alzarse con el triunfo.

Como el voto es secreto, hubo ocasiones en que la votación arrojó sorpresas. Habrá que ver, en este caso, si el intendente logra encolumnar a todos los concejales o si hay disidencias dentro del bloque oficialista.

En el caso de que no logre 13 votos, habrá una segunda instancia de votación y allí se necesitan solamente 10, es decir la mayoría simple.

De los otros dos postulantes, Tesio tiene el apoyo del frente Política Abierta -que País integra- y por lo tanto tiene garantizados dos votos.

Por su parte, Lucía de Carlos, que fue candidata a intendente el año pasado, fue propuesta por Respeto, que en la nueva conformación del Concejo se quedó sin concejales -tenía dos- y por lo tanto tiene el panorama más complejo.