Río Cuarto | delitos | hechos | provincia

A 45 años del golpe de Estado: Cuáles son las causas que investigan delitos de la dictadura en Córdoba

Una megacausa con más de 17 expedientes acumulados, las denuncias por crímenes contra la integridad sexual y los hechos vinculados a la "contraofensiva de Montoneros", algunos de los casos que podrían llegar a tribunales en lo que será el 13º juicio de la provincia.

Con el inicio del año tuvo su cierre el juicio de la causa Diedrichs-Herrera que se desarrolló durante un atípico 2020 y que contó con la mayor cantidad de testimonios brindados de manera virtual, por videoconferencia. Ese fue el 12° juicio por delitos de lesa humanidad que se llevó a cabo en Córdoba en relación a los hechos ocurridos durante la última dictadura militar, y ahora, a 45 años del inicio del golpe de Estado, son varias las causas que están en etapa de instrucción que esperan para ser elevadas a juicio. Entre las particularidades de éstas, entre las que se encuentra una megacausa que sería mayor que la de La Perla, se juzgarán delitos contra la integridad sexual, la participación de civiles y crímenes contra militantes que regresaron al país entre 1979 y 1980.

La causa “Gómez”, caratulada así en referencia al represor Miguel Ángel “Gato” Gómez, que tuvo su desempeño en toda la provincia, pero muy vinculado a Río Cuarto (GOMEZ, MIGUEL ÁNGEL Y OTROS s/PRIVACIÓN ILEGAL DE LA LIBERTAD (ART. 144 BIS INC. 1), IMPOSICIÓN DE TORTURA (ART. 144 TER. INC.1), ABUSO DESHONESTO –MOD. LEY 25087 (SUSTITUIDO CONF. ART. 23 LEY 26.842) y VIOLACIÓN SEGÚN PARRAFO 4TO ART. 119 INC. A). (Juzgado Federal N ° 1 de Córdoba), se presenta como una de las más importantes a futuro por la magnitud que ha tomado, en tanto que hasta el momento es un expediente que cuenta con 17 causas acumuladas y se le podrían sumar algunas más. Se acumulan por campos clandestinos, fecha de los hechos, intervención de la estructura policial, grupos de víctimas (trabajadores de fábricas, estudiantes), entre otras variables.

La causa “Gómez” fue iniciada a partir del testimonio sobre violencia sexual brindado por mujeres sobrevivientes del centro clandestino de La Perla durante los primeros debates orales en Córdoba. Actualmente, ya reúne diversos crímenes sobre centenares de víctimas y con más de 80 acusados integrantes del Ejército, Policía de la Provincia de Córdoba y el Departamento de Informaciones (D2) por delitos de secuestros, tormentos, delitos contra la integridad sexual y la desaparición forzada de personas.

Entre otros, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Fundación María Elba Martínez ya se han constituido como querellantes de esta causa que, además, cuenta con varios acusados que nunca habían sido sometidos a juicio. En esta causa es importante la investigación a civiles directivos de grandes empresas, involucrados en el secuestro de trabajadores pertenecientes a los sindicatos. Es algo sobre lo que se sigue investigando y por el momento aún no hay imputaciones al respecto.

Otra de las causas que suena como una de las posibles a ser la 13ª juzgada en la provincia es la “González Navarro” (llamada así por el represor fallecido el año pasado, el 29 de abril), caratulada: “GONZALEZ NAVARRO, Jorge y otros p.ss.aa privación ilegítima de la libertad agravada art.144 bis inc.1, imposición de tormentos agravados art 144 ter 1º párrafo con agravante del 2º párrafo, homicidio calificado 80 incs. 2 y 6 C.P etc”. En esta causa se conocerán, además de las privaciones ilegítimas de la libertad y las torturas, los delitos de abusos deshonestos agravados que sufrían cotidianamente las secuestradas. Se trata de un expediente en el que se investigan hechos de los que todas las víctimas son mujeres.

En la causa “González Navarro” están imputados por violación y abuso varios miembros de la D2. Sería el primer juicio en el que irían acusados por delitos sexuales dentro del contexto de delitos de lesa humanidad. Además, se juzgan delitos sobre sustracción de la identidad de una menor nacida en aquellos años, en el que estarían involucrados civiles, miembros del Poder Judicial. Actualmente, la causa está con apelaciones a los procesamientos por parte de la defensa.

Contraofensiva montonera

Una de las causas que se están investigando es la “Barreiro”, referida a crímenes cometidos contra militantes en la llamada “Contraofensiva Montonera”, de quienes regresaron al país entre agosto de 1979 y septiembre de 1980. Por hechos ocurridos en este período ya comenzaron juicios en Buenos Aires durante el mes de febrero, y de llegar a los tribunales, la “Barreiro” sería la primera causa de este período de la historia que se investigue en Córdoba. Cuenta con tres imputados y 5 víctimas.

El investigador de Conicet Hernán Confino explica estos hechos del siguiente modo: “En el año 1978, la Conducción Nacional de Montoneros, fuera del país desde el año anterior, conceptualizaba como agotada la ofensiva de las Fuerzas Armadas gobernantes en el país desde 1976. Proponía, entonces, un cambio en la modalidad de la lucha para los años 1979 y 1980: se pasaría de la “defensa activa” a la “contraofensiva estratégica”. Pensando en la posibilidad del futuro contragolpe, se había cumplido la “retirada estratégica” de los años 76 y 77 que –si bien sólo había desplazado fuera del país a los principales cuadros, dejando a las “tropas” montoneras en campañas de “ofensivas tácticas”- habría servido para la reorganización de las fuerzas con miras a la campaña de retorno. Con el propósito del reingreso al país, tanto en 1979 como en 1980, se organizó a los militantes en pequeñas células compartimentadas de acuerdo al modo de participación que llevarían adelante”.

“Alsina Gustavo Adolfo y otros” es otra de las causas que se trabajan a nivel judicial actualmente en la provincia, y aquí se investigan los secuestros de Aybar Fantini, Néstor Manuel y Miguel Ángel Ahumada el día 5 de septiembre de 1975, previos al golpe de marzo de 1976. Fueron detenidos por personal del Departamento de Informaciones Policiales D-2 en el bar “El Ruedo” y puestos a disposición del Juzgado Federal N° 2, que les imputó el delito de asociación ilícita e infracción a la ley 20.840.

Las detenciones se investigan como delito de privación de la libertad. Las víctimas transitaron distintas dependencias: la D-2, la Unidad N° 1, el SPF y la Unidad Carcelaria de Sierra Chica. Se conoce que permanecieron en condiciones inhumanas de cautiverio, incomunicados, privados de actividades de esparcimiento, con deficiente alimentación, asistencia médica e higiene y, fundamentalmente, sometido a múltiples y continuos tormentos físicos y psíquicos. Uno de los ejes de la causa es el tránsito de los detenidos por la Unidad Penitenciaria 1 San Martín: a diferencia de juicios anteriores que investigaron fusilamientos, en este caso se analizan condiciones de confinamiento en clave de extensión de centros clandestinos.

Hay que recordar que esta semana se recuperaron las obras en el penal de San Martín que buscan convertir el edificio en un paseo para los vecinos de Córdoba. Las acciones habían comenzado en 2019 y por la pandemia debieron frenarse en el 2020, por lo que están en un porcentaje del 65%. En un significativo acto, esta semana comenzaron a voltear los muros de la cárcel donde ocurrieron terribles hechos, como el fusilamiento del riocuartense Raúl Bauducco o el estaqueamiento de René Moukarzel en el patio del penal.

Finalmente, “Comisaría 13” es la causa que investiga los hechos ocurridos a dos víctimas, Fermín Edmundo López y Aurelio Omar González, secuestrados el 29 de abril de 1976.

Aurelio quedó en libertad y Fermín fue trasladado a la Comisaría N° 13 de la Policía de la Provincia de Córdoba y luego al predio denominado La Ribera, donde fue interrogado y sometido a torturas físicas y psíquicas, como simulacros de fusilamiento.

El 30 de abril del año 1976 fue trasladado a la Unidad Penitenciaria N° 1 de Córdoba perteneciente a distintas fuerzas de seguridad, entre las cuales se ha podido identificar a la Compañía de Policía Militar 141. La causa investiga a 25 imputados cuyas responsabilidades empiezan a ser probadas a partir de relevamiento de documentos que permitieron reconstruir la cadena de mandos; entre los nuevos acusados se encuentran los integrantes de la Comisaría 13.