Río Cuarto | derechos | comunidades | Amnistía Internacional

Amnistía Internacional alertó sobre la estigmatización a la comunidad mapuche en el sur

A través de un documento publicado este fin de semana, la ONG manifestó su preocupación por el modo en el que se ha tratado el conflicto en los medios

Desde la ONG Amnistía Internacional Argentina han alertado sobre el tratamiento estigmatizante que se ha desarrollado en estas últimas semanas respecto de la temática vinculada a la comunidad mapuche en el sur del país. Recordaron, además, que el próximo 23 de noviembre vence por cuarta vez la prórroga de la ley 26.160, ante un escaso grado de avance del relevamiento territorial y que desde la agrupación, junto con diversas organizaciones, han solicitado al Congreso de la Nación que avance de manera urgente en la sanción de una nueva prórroga de esta importante norma.

“En las últimas semanas ha tomado nuevo impulso un discurso alarmante alrededor de los reclamos territoriales del pueblo mapuche en el sur del país. Cruzando la frontera, en Chile, se reproducen las mismas estrategias de persecución”, señalaron desde la ONG, que manifestó su “máxima preocupación frente a los hechos que vienen sucediéndose y, en referencia a los hechos sucedidos en la Patagonia argentina, convoca a las autoridades nacionales y provinciales a abrir canales de diálogo para resolver los reclamos territoriales e implementar políticas integrales que garanticen los derechos de las comunidades”.

Recuerdan que el 23 de noviembre vence la prórroga de la ley que prohíbe los desalojos en las tierras ocupadas por pueblos originarios.

Paola García Rey, directora adjunta de Amnistía Internacional Argentina, indicó, a través de un documento difundido este fin de semana, que “el Estado argentino tiene una deuda histórica con los pueblos indígenas que debe saldar cumpliendo sus compromisos en materia de derechos humanos. La violencia y estigmatización no pueden ser la respuesta a una cuestión de derechos humanos, como es el reclamo por los territorios indígenas”.

Con el objetivo de aportar información clara, fiable y profunda sobre el conflicto, Amnistía Internacional publicó este documento con preguntas y respuestas, material que profundiza sobre los reclamos indígenas y las obligaciones del Estado argentino.

Ejes trabajados

Entre los ejes que proponen difundir desde Amnistía Internacional, destacan cuál es el reclamo específico de las comunidades mapuches. “Las comunidades indígenas reclaman el efectivo acceso a sus territorios de ocupación tradicional como así también políticas de reparación ante el despojo sufrido a través de diferentes momentos de la historia argentina, tal como se encuentra reconocido en el Art. 75 inc. 17 de la Constitución Nacional y en diversos instrumentos internacionales de derechos humanos”, indican.

En este sentido, comentan que en el país, estos pueblos originarios no cuentan con el reconocimiento legal de sus tierras acorde a sus formas de uso y ocupación tradicional. “En este contexto de ausencia de políticas de Estado que garanticen de manera efectiva sus derechos, surgen los diferentes conflictos y reclamos”, dicen.

Por otra parte, sobre la necesidad de atender a una cuestión de seguirdad por el conflicto, sostienen que “la construcción de un discurso ‘securitista’ funciona en estos casos como una plataforma que da vía libre para avanzar en medidas represivas y violentas fundadas en la presunta protección del Estado”. Y aseguran:“Es inaceptable que el Estado califique al reclamo indígena, y en particular, del pueblo mapuche por su territorio como un problema de seguridad nacional que requiere la intervención de fuerzas de seguridad y la aplicación de leyes violatorias de los derechos humanos”.

Terrorismo asociado

“Desde hace unos años existe una campaña racista yanti-indígenaen Argentina que comenzó con la estigmatización del pueblo mapuche en el sur como un grupo asociado al terrorismo y a la delincuencia con el objetivo de cuestionar la legitimidad de sus reivindicaciones”, dicen desde la delegación nacional de la ONG internacional, y consideran que “se ha negado desde su lucha hasta su propia identidad, poniendo en duda su preexistencia en suelo argentino. Históricamente los mapuches han servido como chivo expiatorio y recientemente, de manera más vertiginosa,sonutilizados,parala construcción de un ‘enemigo’ en común, capaz de justificar las políticas de persecución y denegación de derechos”.

Finalmente, explican que la ley 26.160, sancionada a fines del año 2006 con el objetivo de relevar las tierras ocupadas por las comunidades indígenas en Argentina, plantea como una de las principales obligaciones del Estado reconocer los derechos de los pueblos originarios. “La norma suspende los desalojos de las tierras ocupadas tradicionalmente por las comunidades indígenas y establece la realización del relevamiento técnico-jurídico-catastral de la situación dominial de las tierras ocupadaspor las comunidades indígenas”, precisan.