Río Cuarto | desfile | mayo | personas

El desfile por el 25 de Mayo convocó a 12 mil personas del Gran Río Cuarto

Un total de 2 mil militares y civiles pasaron ayer frente al palco oficial, mientras las banderitas argentinas eran agitadas por parte de los numerosos espectadores que concurrieron al acto oficial por la Gesta de Mayo

Un total de 2 mil personas, entre efectivos militares y civiles, desfilaron frente al palco oficial, mientras las banderitas argentinas eran agitadas por parte de los numerosos espectadores.

El acto oficial comenzó a las 9 con el izamiento de las banderas nacional y provincial y prosiguió con el tédeum oficial en la Parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa y el desfile patrio.

Del mismo participaron la Fuerza Aérea Argentina, la Escuela de Aviación Militar, compañías del Ejército Argentino, integrantes de la Policía de la Provincia de Córdoba, veteranos y héroes de la Guerra de Malvinas, Bomberos Voluntarios y agrupaciones gauchas.

Los niños fueron ayer espectadores pero también protagonistas: muchos de ellos estaban con sus padres mirando el desfile, mientras que otros participaron desfilando.

También abanderados de instituciones educativas.

Además se llevó a cabo el tradicional desfile de motos y vehículos pesados de las distintas fuerzas de seguridad.

Pese al frío reinante y a la lluvia previa, las distintas delegaciones cívico-militares le pusieron calor patrio a la jornada en la que se conmemoraron los 212 años de la Revolución de Mayo.

En esa fecha, los próceres de mayo cortaron relaciones con España, dado así inicio a la conformación de un nuevo país.

Familias completas se dieron cita para presenciar el desfile por el 25 de Mayo. No faltaron el mate amargo y las tortas fritas, como previa al locro del mediodía.

Los partícipes del acto oficial lucían en el costado izquierdo del pecho la tradicional escarapela celeste y blanca, símbolo de la Revolución de Mayo, como las que repartían Domingo French y Antonio Beruti en aquella jornada histórica de hace 212 años.

Los niños fueron ayer espectadores pero también protagonistas: muchos de ellos estaban con sus padres mirando el desfile, mientras que otros, con delantal escolar o vestidos de gauchos, participaron desfilando.

Hubo además una delegación del lenguaje de señas que fue aplaudida calurosamente por los presentes.

Pero quienes se llevaron todos los aplausos fueron los veteranos de guerra de Malvinas, que este año recuerdan el 40° aniversario del conflicto bélico con Inglaterra.

Marcelo Irastorza. Redacción Puntal