Política | Diputados | Menem | juramento

Juraron los 130 nuevos diputados y Martín Menem pidió reducir los gastos

El riojano quedó consagrado como presidente de la Cámara Baja. Volvió a citar a Milei al decir: "No hay plata"

La Libertad Avanza pasó su primera prueba de medición de fuerzas en su nuevo rol de oficialismo al conseguir ayer reunir el quórum en Diputados sin la presencia de Unión por la Patria para dar inicio a la sesión preparatoria en la que prestaron juramento los 130 legisladores electos en los comicios del pasado 22 de octubre y en la que también fue designado Martín Menem como nuevo presidente de la Cámara Baja a partir del 10 de diciembre.

Recién ungido en su nuevo cargo, el flamante presidente de la Cámara dio su primer discurso como tal y agradeció en primer lugar “la honrosa distinción” que le acababan dar quienes definió como “los legítimos representantes del pueblo argentino”.

A la hora de los agradecimientos, se acordó de sus padres “Eduardo, Susana, y sus hermanos Tato y Adrián. Principalmente por haberle inculcado los valores que entiende son “los más importantes para un ser humano: la lealtad, la lealtad –insistió-, el valor de la palabra, la solidaridad, la humildad, el mérito, el esfuerzo, el sacrificio, que me han permitido transitar el camino de la vida con la suprema finalidad de contribuir para tratar de vivir en una sociedad más justa”.

Recordó a sus hijos Lola y Juan, “que se vienen aguantando ausencias, siempre me han dado una palabra de aliento durante esta cortísima carrera política hace dos años”.

Agradeció a todas las personas que lo acompañaron hasta llegar a este momento y puso especial énfasis en recordar a “dos personas que no me quiero olvidar nunca”, a los que definió como “arquitectos” de su carrera: Lule Menem y Karina Milei.

No se olvidó del pueblo de La Rioja, que le confirió el honor de representarla, y resaltó que su provincia fue la primera que “visitó en términos políticos el actual presidente de la Nación. Acompañé desde el principio al presidente Javier Milei, porque creo firmemente en el supremo valor de la libertad. Es esa misma palabra que está tres veces mencionada en nuestro himno y que reza en nuestro Preámbulo, donde dice asegurar los beneficios de la libertad”.

Tras invocar a su “ilustre comprovinciano” Joaquín V. González, sostuvo que “uno de los principios fundamentales es el de la ecuanimidad. Daré el mismo tratamiento a todos los diputados, sin distinción de bandería, ni tamaño de los bloques”. Prometió también “imparcialidad; debo responder a la confianza que me han dispensado al designarme”, y aseguró que tratará de “hacer prevalecer el espíritu de conciliación por sobre los conflictos que se generen entre los integrantes de esta Cámara”.

Martín Menem dijo que el momento es “extremadamente difícil, con inflación, pobreza, estancamiento económico; no lo digo como crítica, sino como descripción. Todos tenemos que trabajar para superarla”, remarcó y abogó por “sancionar las leyes que sean necesarias a los fines de introducir las reformas para salir de esta situación”.

Se manifestó “convencido de trabajar para superar el descrédito en el que ha caído la política; regularizar y dinamizar su funcionamiento”, y anticipó que promoverá la reforma del reglamento de la Cámara, “deseando que todas las bancadas participen” en esa tarea.

“También va a resultar indispensable reducir los gastos de esta Cámara; tenemos que desmontar las estructuras que no aportan nada. Y parafraseando al presidente electo, remarcó: “No hay plata”.